CONFLICTO

El Puerto de Vigo prevé nuevas pérdidas de escalas por la estiba

«Las navieras no se pueden permitir el riesgo de sufrir una huelga. Solamente ante la amenaza se van a un puerto alternativo», explica el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo

Imagen panorámica de un muelle de carga del Puerto de Vigo
Imagen panorámica de un muelle de carga del Puerto de Vigo - CEDIDA

En el Puerto de Vigo, que cuenta con el mayor colectivo de estibadores de toda Galicia, las consecuencias del conflicto por la liberalización del sector de la estiba lleva meses reflejándose en sus estadísticas. En los números publicados a finales de abril, y correspondientes al mes de marzo, la Autoridad Portuaria de la ciudad olívica registraba una caída cercana al 14% del tráfico portuario, una pérdida de 14.000 toneladas de mercancía y el desvío de hasta ocho escalas de servicios regulares de contenedores a otros puertos.

«Hemos estado recientemente en Munich –el puerto de Vigo participó en la Transport Logistic 2017, que se celebró en Alemania del 9 al 12 de mayo– y nos hemos entrevistado con todas las navieras y todas dicen lo mismo: no se pueden permitir el riesgo de sufrir una huelga. Solamente ante la amenaza se van a un puerto alternativo», explica el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Enrique López Veiga. «Aunque el trabajo sea normal, no quieren ni oír hablar de huelga. Muchos barcos no vendrán a España del 24 a 9 de junio, aunque al final no se produzca», añade.

La anterior convocatoria de huelga por parte de los estibadores, que finalmente no se llevó a cabo, supuso una importante pérdida de actividad para uno de los puertos más importantes de todo el territorio nacional. En este sentido, López Veiga asegura que no se trata únicamente de un problema para los puertos, sino que tiene graves consecuencias para toda la economía. «Esta situación hace daño a toda la economía española y es algo que se tiene que tener en cuenta. El derecho de huelga existe, pero también tiene unos límites que hay que estudiar porque la exportación de productos también es un servicio de primera necesidad», destaca el presidente del puerto vigués.

Tras la convalidación del real decreto ley que reforma el sector de la estiba que tuvo lugar ayer gracias a los votos favorables del PP, Ciudadanos, PNV y la abstención del PdeCAT, el sector ha convocado una huelga de tres semanas que se iniciará el próximo 24 de mayo. «Es un disparate. Sabiendo que hay un borrador que garantiza el pleno empleo y que es algo que España hace obligada por la Unión Europea, lo que hay que hacer es sentarse a negociar, no convocar una huelga de tres semanas que perjudique de esta forma a todo el país. Espero que el sector recapacite y adopte medidas para solucionar este problema», señala López Veiga.

Por otra parte, respecto al rechazo del PSOE en la votación de ayer, el responsable portuario asegura no entender cómo hay «partidos políticos que han votado en contra». «Eso es falta de sentido común y de sentido de Estado», aseguró Veiga, quien apeló al regreso del sentido común de todos para que se normalice la situación lo antes posible.

Fronteras cercanas

Desde el puerto de Vigo, que ya ha visto cómo los problemas con los estibadores lastran de forma importante sus resultados durante meses, aseguran que las fronteras están más cerca de lo que parece. «Tenemos las fronteras de Portugal a 30 kilómetros y el Puerto de Leixoes a 150, Francia compite con Bilbao y Barcelona y Algeciras con Marruecos. Situaciones como estas harán que la mercancía acabe llegando a estos puertos alternativos. Es un problema grave», asegura el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Enrique López Veiga.

Toda la actualidad en portada

comentarios