Galicia

En Marea permite a sus diputados de Galicia cobrar más que los de Madrid

La coordinadora acuerda una tabla salarial «flexible» que puede generar diferencias de más de 1.200 euros

Los parlamentarios autonómicos donarán un porcentaje de entre el 5 y el 25% a las arcas de la confluencia

Luís Villares saluda a representantes de Gestha, que agrupa a los técnicos de Hacienda
Luís Villares saluda a representantes de Gestha, que agrupa a los técnicos de Hacienda - MUÑIZ

La coordinadora provisional de En Marea abre la puerta a que sus diputados en el Parlamento gallego puedan cobrar por encima de los 1.965 euros, equivalentes a los tres salarios mínimos (SMI) que perciben sus seis parlamentarios en el Congreso de los Diputados. La norma discute incluso algunos puntos del Código Ético, al entender que la «responsabilidad institucional» en uno y otro caso es distinta y que, por tanto, debe tener diferente retribución.

El anuncio de un acuerdo por la nueva tabla salarial partió ayer del portavoz parlamentario, Luís Villares: «Este tipo de solución determina que el cumplimiento de las obligaciones financieras con En Marea resulte flexible». La nueva Carta Financiera, como se ha bautizado al documento, posibilita a los representantes de la Cámara gallega cobrar la totalidad del sueldo siempre y cuando donen un porcentaje progresivo a las arcas del partido.

La aportación comienza con un 5% si el parlamentario opta por atribuirse tres salarios mínimos; si se decanta por ingresar entre cuatro y cinco, entonces deberá donar un 10%. A partir de esta frontera, el pago obligatorio ascenderá otro 5% por cada SMI percibido hasta un máximo de 4.800 euros, la nómina estipulada por la Mesa del Legislativo para los diputados «rasos». La norma permite, según Villares, que los miembros de otras formaciones compatibilicen las aportaciones que deben efectuar a sus partidos matrices con el abono a las arcas de En Marea. Por ejemplo, ABC ha podido conocer que la dirección gallega de Podemos ya ha dado indicaciones a sus afiliados con acta —siete de catorce— para que se atengan a las pautas de la cúpula de la formación en Madrid, aquellas que dictan el cobro máximo de los tres SMI y el pago del resto del salario a las cuentas y los programas de Podemos, como el denominado proyecto Impulsa.

Del mismo modo, los diputados de la organización rupturista con escaño en el Congreso se acogen a una tabla radicalmente diferente que la que ahora tendrán sus colegas en Galicia. En su caso, su nómina no puede superar esos 1.965 euros y podría darse la circunstancia de que la diferencia entre un representante autonómico y otro en las Cortes superara los 1.200 euros. El Código Ético de En Marea establece, de forma escueta, que los salarios «se fijarán en función de la proporcionalidad entre cargos públicos medidos por la responsabilidad institucional».

Sueldo de Villares

El acuerdo por las retribuciones estará próximamente disponible en la página web de la organización y se elaboró teniendo en cuenta que la mayoría de los parlamentarios militan en partidos —Podemos, Esquerda Unida, Anova y Cerna— con sus propias normas de financiación. Éste sin embargo no es el particular de Villares, al no proceder de ningún partido disuelto en En Marea. Sus obligaciones se reducen únicamente a las desveladas ayer por él mismo. Por ser presidente de grupo, su nómina superará con mucho los 4.800 euros. Mientras, desde su entorno no aclaran a qué se dedicará la parte de la nómina que no se destine ni a su retribución personal ni al abono de donaciones.

Debate creado

El debate sobre los sueldos de los representantes públicos es uno de los ejes fundamentales del discurso rupturista. Un argumento recurrente contra los supuestos privilegios de la clase política. La exigencia autoimpuesta de limitar el salario que perciben los parlamentarios obligó a la dirección provisional a hacer compatibles las donaciones a varios partidos simultáneamente con una sola nómina.

Finalmente, la retribución de los cargos institucionales se resolvió en la reunión ordinaria que la dirección provisional suele mantener los viernes y en la que estuvo presente el propio magistrado en excedencia del TSXG. En la reunión también se abordó el número de plazas disponibles para la contratación de personal auxiliar y asesores en el gabinete del grupo parlamentario.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios