La playa del Orzán en una imagen de archivo
La playa del Orzán en una imagen de archivo - CABALAR/EFE
La Coruña

En estado grave un joven, apuñalado en la zona de copas del Orzán

La Policía Local ha detenido a dos chicos de 19 años como presuntos autores de la agresión. A uno de ellos se le intervino una navaja de 21 centímetros con restos de sangre

SantiagoActualizado:

Dos jóvenes de 19 años fueron detenidos en La Coruña a primera hora de este domingo como presuntos autores del apuñalamiento de un hombre de 26 años que tuvo que ser trasladado a un centro hospitalario en estado grave. A los arrestados, ambos vecinos de la ciudad, se les imputan sendos delitos de agresión con arma blanca y robo con violencia -uno de ellos llevaba una chaqueta que podría pertenecer a la víctima, extremo que todavía no ha sido confirmado-.

El suceso tuvo lugar a las 10.00 horas de este domingo, cuando la central de la Policía Local recibió una llamada alertando de una pelea en la confluencia de las calles Sol y Orzán. Al llegar a lugar, los agentes se encontraron con un hombre que yacía en el suelo con la ropa manchada de sangre. Hasta el punto se desplazaron dos ambulancias del 061 -una asistencial y una medicalizada- para atender a la víctima, que presentaba varias heridas de gravedad por arma blanca. El agredido, de 26 años de edad y también vecino de la ciudad herculina, fue trasladado por los servicios sanitarios al Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC), donde permanece ingresado.

Tras alertar a las demás patrullas, los agentes iniciaron un operativo de búsqueda de los sospechosos en el que participaron un total de 10 coches de la Policía Local. Una de estas dotaciones policiales localizó en la calle Socorro a un individuo que presentaba manchas de sangre en su ropa y que encajaba con la descripción aportada por los testigos de la pelea, que relataron a los agentes que dos personas habían huido del lugar por direcciones distintas.

Una vez neutralizada, esta persona, de 19 años de edad, fue sometida a un cacheo en el que se le intervino una navaja de 21 centímetros (12 de mango y 9 de hoja) con restos de sangre que llevaba escondida en el pantalón. Además, según ha apuntado la Policía Local, el detenido llevaba puesta una chaqueta que, según los testigos de la reyerta, pertenecía a la víctima del apuñalamiento. Con todo, este extremo todavía no ha podido ser comprobado, ya que el agredido continúa hospitalizado.

Minutos después, otra dotación policial localizaba en la calle San Andrés al segundo sospechoso -de 19 años y con antecedentes penales- que, al detectar a los agentes, se entregaba de forma voluntaria y reconocía su participación en la agresión.

La Policía Local imputa a los detenidos sendos delitos de lesión con arma blanca y de robo con violencia, si bien señala en su comunicado que «se desconoce con certeza» si el móvil de la agresión fue sustraer la citada prenda de ropa a la víctima.