Galicia

Feijóo renueva sin cambios a su último gabinete y aplaza el debate sucesorio

Mantiene intacta por ahora la estructura del gobierno y no altera sus competencias

Los conselleiros prometerán hoy sus cargos en Raxoi

Instantánea facilitada por la Xunta de Núñez Feijóo firmando el decreto de composición de su gobierno
Instantánea facilitada por la Xunta de Núñez Feijóo firmando el decreto de composición de su gobierno - XUNTA
JOSÉ LUIS JIMÉNEZ - @abcengalicia Santiago - Actualizado: Guardado en: Galicia

Como si las elecciones autonómicas del pasado 25 de septiembre hubieran sido un accidente irrelevante en el camino que apenas varía el rumbo de su gobierno, Alberto Núñez Feijóo anunció ayer que no cambia una coma en la fisonomía de su gabinete. Seguirá con los diez hombres y mujeres con los que finalizó la pasada legislatura, un equipo que ya había modificado hace escasamente un año, cuando incorporó al Consello de la Xunta a Ángeles Vázquez, José Manuel Rey Varela y Jesús Vázquez Almuíña. Con ellos gestionó el último tramo, con ellos remontó en las encuestas hasta vencer en las elecciones autonómicas, y con ellos gestionará Galicia en este arranque de legislatura.

Así, Alfonso Rueda se mantendrá como único vicepresidente de la Xunta, sumando la consellería de Presidencia, Justicia y Administraciones Públicas. Al mismo tiempo, continuarán en sus respectivas áreas Valeriano Martínez (Facenda), Beatriz Mato (Medio Ambiente y Ordenación del Territorio), Ethel Vázquez (Infraestructuras y Vivienda), Francisco Conde (Economía, Industria y Empleo), Román Rodríguez (Cultura, Educación y Ordenación Universitaria), Jesús Vázquez Almuíña (Sanidad), José Manuel Rey Varela (Política Social), Ángeles Vázquez (Medio Rural) y Rosa Quintana (Mar). Una alineación continuista, aunque solo Rueda, Quintana y Mato resisten desde el primer día al lado de Feijóo.

Lo que no se ha aclarado por el momento es si las estructuras del segundo nivel administrativo —secretarías y direcciones xerales— se mantendrán como hasta ahora o sufrirán alguna modificación. Cualquier alteración en este ámbito deberá esperar hasta el primer Consello de la Xunta, que se celebrará este jueves, del que saldrán los nombramientos de altos cargos vacantes —muchos de ellos cesaron para poder concurrir en las listas del 25-S—.

Legislatura en dos partes

La decisión de Núñez Feijóo, plasmada en el decreto que hoy publicará el Diario Oficial de Galicia, pone fin a unas semanas de especulaciones con posibles entradas y salidas en las consellerías, con hipotéticas nuevas vicepresidencias de índole económica, muchos de estos gestos con múltiples lecturas en clave sucesoria. Esta es la incógnita mayúscula que se cierne sobre el tercer mandato del presidente gallego quien, de cumplir su palabra, no se sucederá a sí mismo para las autonómicas de 2020.

El diseño del nuevo/viejo gobierno gallego refuerza la tesis de que esta X Legislatura tendrá dos partes bien diferenciadas, con un punto de inflexión en su ecuador. Ese momento, dentro de unos dos años aproximadamente, coincidirá con los meses previos a las elecciones municipales —ya en 2015 Feijóo se desprendió de varios conselleiros, que pusieron rumbo a encabezar candidaturas en ciudades—. De cumplirse con las previsiones más extendidas, podría ser igualmente la recta final de la legislatura en las Cortes del Gobierno en minoría de Rajoy, y abrirse un posible proceso de renovación en el PP nacional, con Feijóo como el mejor situado de los barones regionales tras su tercera mayoría absoluta del 25-S.

También cobra fuerza la posibilidad de que el recambio del propio Feijóo no se improvise en el último minuto, sino que el PPdeG aproveche esos dos últimos años de legislatura autonómica para darle proyección a su nuevo candidato, que podría —o no— formar parte de un remozado gobierno gallego.

No obstante, los que mejor conocen al presidente de la Xunta dan por seguro que cualquier cambio que pueda producirse más adelante en el tiempo no responderá a su predilección por una u otra opción de futuro, sino a necesidades del gobierno. Su entorno insisten en que Feijóo «es hijo de primarias», y respetará tanto el procedimiento que el PP gallego emplee como el resultado que sea para buscar un eventual sucesor. En todo caso, habrá de ser a medio plazo, porque el gobierno conocido ayer cierra todo margen para la especulación y la quiniela.

Los miembros del gabinete jurarán hoy sus cargos a las 10.30 horas en el Pazo de Raxoi. Y como prometió Feijóo en campaña, empezarán a gobernar.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios