Desaparición de Diana Quer

La custodia de Valeria Quer la decidirá un juez de Pozuelo

La magistrada de Ribeira decidió transferir el caso a Madrid después de retirar de manera cautelar la guardia y custodia a la madre

Diana López Pinel, madre de la joven desaparecida en A Pobra - EFE

La decisión sobre en qué progenitor recaerá la custodia de la hermana de Diana Quer, la joven desaparecida el pasado 22 de agosto en Galicia, se tomará finalmente en los juzgados de Pozuelo de Alarcón. Así lo anunció ayer la magistrada de Ribeira que la pasada semana tomó declaración a Valeria Quer, de 16 años, y a su madre, investigada en la causa. Los resultados de estos interrogatorios así como las pruebas médicas y psiquiátricas a las que fue sometida la menor serán derivados a la localidad madrileña por entender la juez que es este el juzgado «competente», dado que los hechos que se investigan habrían comenzado allí. La juez de Ribeira decidió transferir el caso a Madrid después de retirar de manera cautelar la guardia y custodia a la madre de Valeria Quer tras un ingreso hospitalario de la joven a raíz de un grave incidente. La salud de Valeria, según explicó su padre la pasada semana, está ahora en manos de un especialista que la trata mental y físicamente y que le aconsejó estar en un entorno «de máxima protección».

En lo tocante a las pesquisas por la desaparición de Diana Quer, los investigadores siguen tratando de atar cabos pese a no contar apenas con pruebas sólidas. Un mes después, solo parece claro que la joven no se fue de forma voluntaria y que abandonó el pueblo donde veraneaba en coche y en compañía de alguien, aunque con la idea de regresar. Diana Quer, de 18 años, no llevaba encima ni dinero ni documentación, y su móvil se apagó en torno a las 4 de la madrugada.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios