GALICIA

La juez investiga a la madre de Diana Quer por su relación con Valeria

Las pesquisas por la desaparición de la joven siguen pendientes de nuevas batidas y grabaciones

Diana López, junto a su abogado, a la entrada de los juzgados
Diana López, junto a su abogado, a la entrada de los juzgados - EFE
PATRICIA ABET - @abcengalicia Ribeira (La Coruña) - Actualizado: Guardado en: Galicia

La madre de Diana Quer, la joven desaparecida el pasado 22 de agosto mientras veraneaba en A Pobra do Caramiñal, declaró ayer en los juzgados de Ribeira como investigada en la causa penal abierta por la custodia de su hija menor. Ante la misma juez que hace dos semanas le retiró la tutela de Valeria Quer, Diana López explicó durante cerca de tres horas los pormenores de la relación que mantiene con la joven de 16 años, ahora bajo el cuidado de su padre. Aunque el abogado de la progenitora comunicó a los medios que esta declaración se producía «a petición de su defendida», fuentes judiciales aclararon que la madre entró a los juzgados en calidad de investigada, aunque se desconoce por qué delito concreto.

Según sus propias declaraciones, la madre de Valeria abandonó el edificio judicial «muy satisfecha» con su testimonio ante la magistrada, de la que espera que le devuelva «lo antes posible» la custodia de la menor. La decisión dependerá de la juez que tras acceder a un informe médico forense de la joven el pasado día 1 valoró otorgar la custodia de forma cautelar a Juan Carlos Quer, visto el estado de la muchacha, que sigue bajo tratamiento.

Las pesquisas «van lentas»

Al margen de la polémica por los cuidados de Valeria, la madre evitó hacer declaraciones a propósito de la búsqueda de su hija mayor. Tan solo reconoció que ella no baraja ningún sospechoso y que la investigación avanza «aunque va lenta». «Solo puedo decir que tengo mucha esperanza de encontrarla viva y que confío en abrazar a Valeria y a Diana, a las dos», afirmó en medio de una gran expectación mediática. Por su parte, el delegado del Gobierno en Galicia aseguró —tal y como adelantó ayer ABC— que se harán «nuevas batidas para continuar la búsqueda y todas las pruebas que los investigadores estimen pertinentes». Entre ellas se cuentan los interrogatorios «a todos los que forman parte del suceso» y también a los testigos cuya versión de los hechos tenga que ser corroborada.

Transcurridos veintisiete días desde la desaparición de la chica de Pozuelo, no se han producido avances de calado en el caso. Lo único claro es que Diana Quer, de 18 años, salió de su casa para disfrutar con un grupo de amigos de las fiestas del pueblo, Tras despedirse de ellos, pasadas las 2.30 de la mañana, regresó a su casa. Se cambió de ropa, cogió su copia de las llaves de la vivienda y salió de nuevo sin dinero ni documentación. A las 4 de la madrugada su pista se pierde, atendiendo a la localización de su teléfono, en un paraje próximo a Taragoña, a unos 20 kilómetros de la vivienda de veraneo de los Quer.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios