Galicia

Archivan la denuncia de SOS Sanidade Pública por las agujas para diabéticos

El Sergas lamenta que se usaran pruebas falsas en el proceso judicial por el suministro del material

Se acordó testar las agujas en cien enfermos seleccionados por tres vías
Se acordó testar las agujas en cien enfermos seleccionados por tres vías - CEDIDA

El Servizo Galego de Saúde comunicó ayer que la denuncia presentada desde la plataforma SOS Sanidade Pública contra el procedimiento de contratación del suministro de agujas de insulina ha sido archivada por el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Santiago que investigaba el caso. Según expusieron desde el Sergas, el auto concluye que «la administración sanitaria tuvo en cuenta las reclamaciones que recibió sobre la calidad de las agujas a la ahora de convocar un nuevo proceso de contratación». Defienden que se asumió «la propuesta relativa a que en los criterios de selección se otorgase un mayor peso a la prueba del producto por parte de los pacientes».

Del mismo modo, se remarca que si hasta entonces eran los profesionales sanitarios quienes integraban el grupo con quien se testaban las agujas, se decidió que pasaría a estar «formado por cien enfermos seleccionados por tres vías: personas diabéticas contactadas a través de los centros sanitarios, personal del Sergas insulinodependiente y pacientes diabéticos contactados a través de las asociaciones de afectados», detalla el Sergas.

El auto también indica que «se decidió una puntuación específica para la valoración de la ausencia de efectos adversos derivados del uso de la aguja durante el pinchazo». «También —prosigue el Sergas— se estableció un umbral mínimo de puntuación para continuar en el proceso selectivo, de forma que aquellas agujas que recibiesen una valoración muy negativa quedasen excluidas de la licitación, como aconteció con dos empresas».

Por último, el Sergas lamenta que se «utilizaran pruebas falsas como una imagen radiológica distribuida indicando la existencia de fragmentos de agujas en algún paciente cuando, en realidad, eran grapas que habitualmente se utilizan en algunos tipos de intervenciones quirúrgicas».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios