Puig y Sánchez este jueves en el Palau de la Generalitat Valenciana
Puig y Sánchez este jueves en el Palau de la Generalitat Valenciana - ABC
Administraciones

Ximo Puig y el presidente de la Diputación de Alicante acuerdan trabajar juntos por el agua y las infraestructuras

La primera cumbre de ambos dirigentes muestra sintonía para llevar adelante el «distrito digital» en las zonas rurales

VALENCIAActualizado:

La Generalitat Valenciana y la Diputación de Alicante crearán un "espacio de diálogo" a través de una mesa conjunta en la que representantes de ambas instituciones abordarán las principales necesidades de esa provincia en diferentes materias, entre ellas las infraestructuras y el agua.

Así lo ha anunciado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en declaraciones a los periodistas tras la reunión que ha mantenido en el Palau de la Generalitat con el presidente de la Diputación alicantina, César Sánchez, quien ha enmarcado este encuentro en la "normalidad institucional" entre ambas Administraciones.

Entre los temas que se han tratado en el encuentro, Puig ha destacado la problemática de la sequía en la provincia alicantina, "un problema estructural al que tenemos que darle la mayor cobertura posible" desde ambas instituciones, así como las infraestructuras estratégicas para Alicante y para el resto de la Comunidad.

"Existen ambiciones conjuntas", ha destacado el presidente de la Generalitat, también en otras cuestiones que se han abordado en la reunión, como las ayudas a los municipios y la participación de la corporación provincial en el distrito digital, entre otros temas.

Por su parte, Sánchez ha señalado que el nuevo espacio de diálogo que se abrirá entre la Generalitat y la Diputación será también "muy positivo" para transmitir a los ciudadanos que ambas instituciones trabajan "con un mismo objetivo, que es mejorar su calidad de vida y las oportunidades".

Para Sánchez, uno de los proyectos estratégicos para la provincia será llevar la digitalización a las zonas rurales para darles oportunidades de futuro y que las empresas puedan ser competitivas, dentro del proyecto del "distrito digital".

Ha recordado que el 80 por ciento de los municipios de la provincia de Alicante tiene menos de 10.000 habitantes, por lo que "buena parte de la provincia reside en los pueblos" y hay que dotarles de la mayor competitividad posible y oportunidades.

Respecto al Fondo de Cooperación Municipal de la Generalitat, Puig ha pedido a Sánchez que incluya en el próximo ejercicio la partida del fondo de cooperación en sus presupuestos ordinarios, una medida que el presidente de la Diputación se ha comprometido a atender "si no todo, en buena parte".

Tensiones anteriores

La reunión en el Palau de la Generalitat, en Valencia, llega dos años y medio después de que ambos tomaran posesión de sus cargos en 2015. Desde entonces, la corporación que preside Sánchez (PP) se ha enfrentado al Consell en cuestiones como el plurilingüismo o los decretos de coordinación turística y de deportes, que finalmente fueron suspendidos por los tribunales.

En este contexto, el 'president' ha valorado el encuentro de forma positiva y lo ha vinculado "claramente" a la normalidad institucional. "Una normalidad que, en cualquier caso, no se ha perdido en ningún momento: ha habido momentos de mayor o menor acercamiento o distanciamiento, pero la normalidad siempre ha sido una realidad entre ambas instituciones", ha subrayado en atención a los medios, a lo que Sánchez ha agregado que ha sido una jornada intensa y productiva, además de agradecer la "cortesía" de Puig.

En materia de plurilingüismo, el jefe del Consell ha recogido la propuesta del 'popular' de que la ley tenga "la mayor confluencia posible" y siga "el gran objetivo de que los niños de la Comunitat sepan bien valenciano, castellano e inglés", dos lenguas que "forman parte de nuestra cultura" y una tercera "fundamental para la igualdad de oportunidades". Bajo este prisma, ha reiterado la voluntad de diálogo de la Generalitat.

Sánchez, por su parte, le ha pedido que agote "todos los esfuerzos" por llegar al "máximo grado de consenso con el PP" en la tramitación parlamentaria de la nueva norma. Según él, Puig "se ha comprometido a que lo va a intentar", dado que "forma parte de su posicionamiento: intentar conseguir un acuerdo con cuantos más partidos mejor".