RESIDENCIA GESTIONADA POR LA GENERALITAT VALENCIANA

Más polémica por el anciano caído al suelo en la residencia de Carlet: estaba atado

La confederación nacional CEOMA de mayores califica de «inadmisible» el trato al residente en el centro donde ya dimitió su director

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, en una visita a la residencia geriátrica de Carlet
La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, en una visita a la residencia geriátrica de Carlet - MIKEL PONCE

Además de que el anciano estaba desatendido, como probaba la foto en la que se le veía caído en el suelo, el trato que se le estaba dispensando «no es admisible» porque se encontraba atado a la cama por sujeciones. Así lo ha denunciado la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), que ha vuelto a poner el dedo en la llaga sobre el servicio en esta residencia de Carlet (Valencia), cuya polémica provocó esta semana la dimisión de su director,

Esta agrupación nacional, que promueve e implementa el «Programa al Anciano y al Enfermo de Alzheimer», a raíz de la imagen difundida se pregunta "cómo viven y que sienten las personas con demencia en las residencias que utilizan sujeciones rutinariamente".

«Excusa» del consentimiento

Y abunda en que "no es admisible que las sujeciones se utilicen por conveniencia, y no vale como excusa haber logrado el consentimiento de la familia", ha añadido CEOMA, quien recalca que tampoco es "admisible" que se utilicen "para encubrir deficiencias de personal, deficiencias de conocimientos, o deficiencias organizativas o en el entorno".

Al respecto, recalca que es "probable" que una persona con demencia y atada "intente levantarse por la noche, e incluso que luche por zafarse de la sujeción y saltar la barandilla, lo cual puede traducirse en este tipo de accidentes". En este sentido se pregunta "¿por qué esa persona debe dormir atada a la cama?, y ¿por qué se espera que lo asuma?".

Pese a que se suelen esgrimir "razones de seguridad" para la persona, como evitar caídas, para la entidad resulta "muy ilustrativo este ejemplo, que se ha convertido en un escándalo para comprender que es muy peligroso retener a una persona en contra de su voluntad en una cama".

Finalmente, explican que "existen muchas maneras de contribuir a que una persona duerma razonablemente segura en una residencia, y medidas especiales para quienes tienen especial riesgo de caídas graves (con graves consecuencias)", ha indicado, y ha subrayado que en España existen "los centros libres de sujeciones" donde "viven miles de personas que no son sometidas a ataduras, miles de personas de las cuales el 60% son personas con alguna forma de demencia".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios