Imagen del acusado durante el juicio
Imagen del acusado durante el juicio - EFE
Tribunales

Un hombre reconoce que degolló a su pareja y pide perdón a la familia de la mujer asesinada

El acusado admite que también intentó matar a los dos hijos menores de edad de la víctima

VALENCIAActualizado:

El acusado de degollar a su pareja e intentar matar a sus dos hijos menores de edad en julio de 2016 en la localidad castellonense de Benicàssim ha reconocido los hechos ante el tribunal y ha pedido perdón a la familia de la mujer asesinada.

El procesado se enfrenta a una petición de 75 años de prisión por los hechos calificados como de asesinato y de dos intentos de asesinato, según el juicio que ha comenzado este lunes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Castellón con la comparecencia del acusado, en prisión preventiva desde que fue detenido la misma mañana en la que mató supuestamente a su mujer.

El acusado, de 40 años, ha manifestado ante la magistrada que no deseaba contestar a las preguntas de ninguna de las partes -Fiscalía, acusación particular, acusación popular y defensa-.

Aunque ha dicho que no tenía "nada que declarar", ha asegurado que sí reconocía la autoría de los hechos, se ha declarado culpable de los mismos, ha aceptado las penas y ha pedido perdón a la familia de la mujer fallecida, que tenía 43 años cuando fue asesinada.

El relato de los hechos del escrito de acusación de la Fiscalía y la acusación particular se ha leído en la sala y en el mismo se explica que el acusado mantenía una relación con la víctima desde 2002 que se había deteriorado en los últimos años y por lo que la mujer decidió iniciar un proceso de ruptura.

Ante la aceptación de los hechos por parte del acusado, el ministerio fiscal ha renunciado a las pruebas testificales y a una parte de las periciales. Después, y a puerta cerrada, se ha procedido al visionado del interrogatorio llevado a cabo a los menores hace un año.

La sesión se reanudará este martes a las 10 horas con la declaración de los peritos médicos.

El abogado de la acusación particular ha explicado a los medios, una vez concluida la sesión, que los menores "estarán afectados toda su vida" por los hechos y ha lamentado que el acusado "no les haya pedido perdón a ellos".