Elche El colegio que pidió que los niños no llevaran belenes a clase convoca a los padres para matizar su carta

La misiva pedía a las familias que no portaran adornos con «motivos religiosos» para la decoración navideña

Imagen de la carta remitida a los padres
Imagen de la carta remitida a los padres - ABC

El colegio público Hispanidad de la localidad alicantina de Elche ha remitido una circular a los padres de los alumnos de Educación Infantil (niños de 3 años de edad) en la que se les insta a que cada pequeño lleve un adorno navideño para decorar el aula con motivo de las próximas fiestas, con el matiz de que no tenga «motivos religiosos». La misiva, firmada por las tutoras de Educación Infantil, especifica que no se lleven «belenes» a las aulas, así como «adornos grandes», entre los que cita los «árboles de Navidad».

La prohibición de portar objetos con «motivos religiosos» ha generado el malestar entre algunos padres y abrió ayer un debate en las redes sociales respecto al veto a los símbolos cristianos en un colegio sostenido con fondos públicos.

No obstante, fuentes de la Consejería de Educación explicaron a ABC que se han puesto en contacto con la dirección del centro y que a esta «no le consta que ninguna familia haya planteado alguna observación» a través de los cauces oficiales respecto al contenido de la circular.

Con todo, los padres consultados por este periódico explicaron que han sido citados hoy viernes a la una de la tarde a una reunión para matizar las indicaciones de la misiva, tras la polémica generada por el veto a los adornos con simbología religiosa como los belenes.Una recomenación habitual. Fuentes de la Consejería de Educación explicaron que este tipo de circulares se vienen remitiendo por el centro escolar de Infantil y Primaria Hispanidad «desde hace varios años», por lo que mostraron su «extrañeza» por la controversia.

De acuerdo con la explicación ofrecida por la dirección del colegio a la Generalitat, el motivo de la recomendación de no portar «belenes» ni «árboles de Navidad» para la decoración de las próximas fiestas responde a que al tratarse de niños de 3 años no resulta «conveniente» que en las aulas haya «objetos grandes». Sin embargo, algunos padres que prefieren mantenerse en el anonimato entienden que de la misiva remitida por las tutoras se desprende una «voluntad de desligar la Navidad de su origen cristiano», al citar explícitamente la prohibición de que los pequeños porten adornos con «motivos religiosos».

Así, consideran que la medida «pretende evitar herir sensibilidades a los alumnos de religiones diferentes a la católica», aunque las familias son partidarias de que los pequeños «aprendan las costumbres de otras confesiones» y citan como ejemplo el ramadán. Por ello, no entienden los vetos a objetos con connotaciones religiosas para la decoración navideña de las aulas.

En este sentido, la Consejería de Educación de la Comunidad Valenciana explica que desde el Gobierno autonómico «no existe directriz alguna respecto a la organización de los actos relacionados con la Navidad», y apelan a la «autonomía de los centros para la planificación de sus actividades».

La Generalitat, subrayan, solo intervendría en el caso de que «no se respetaran los derechos fundamentales de los alumnos» y recalca que la planificación de las actividades de cada centro se somete al debate del Consejo Escolar, en el que están presentes los docentes, los padres de alumnos y el personal administrativo de los colegios». Inicialmente, los padres que se presentaran voluntarios para decorar las aulas estaban citados para el próximo día 3 de diciembre, pero la dirección del colegio público ha optado por convocar un encuentro explicativo hoy viernes, ante el aluvión de críticas recibidas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios