Registro de la Guardia Civil en un antiguo local del semanario El Vallenc
Registro de la Guardia Civil en un antiguo local del semanario El Vallenc - EFE

DESAFIO SECESIONISTA DE CATALUÑALa Guardia Civil incauta documentación de un semanario

En un segundo registro en una imprenta, los agentes han incautado más documentación y varias bolsas de dos empresas relacionadas con el referéndum

BARCELONAActualizado:

Después de cinco horas de registro, los agentes de la Guardia Civil han requisado la documentación y parte del equipo informático encontrado en la sede del semanario «El Vallenc» en Valls (Tarragona) en el marco de su actuación para detectar si se está confeccionando material susceptible de ser utilizado en el referéndum de independencia del 1-O, suspendido por el Constitucional. Finalmente no se ha encontrado ningún rastro de las papeletas.

Según ha apuntado el semanario El Vallenc en un comunicado, los agentes «se han llevado el ordenador principal de la empresa, documentación de la empresa y han hecho una copia de todo el correo electrónico, tanto de la empresa como el privado del director del semanario, Francesc Fàbregas».

El semanario ha asegurado además que, una vez finalizado el registro a las 16.36 horas, Fàbregas ha sido citado a declarar este sábado mismo a las 20 horas en las dependencias de la caserna de la comandancia de la Guardia Civil de Tarragona.

«¡No hay derecho, porque dicen que hemos hecho unas papeletas!¡No hay derecho! No hemos hecho ningún delito. Y si las hemos de imprimir para que se vaya a votar, nosotros las volveremos a imprimir», ha señalado Fàbregas en declaraciones a los medios. «No se han llevado ninguna papeleta porque no han encontrado ninguna».

Frente al semanario, protegido por media docena de agentes de la Guardia Civil, se han congregado cerca de un centenar de personas con banderas independentistas y de la ANC, en protesta por la actuación policial.

Los concentrados han cantado el himno catalán Els Segadors, han coreado lemas como «¡Votaremos!» y «Fuera las fuerzas de ocupación» y han exhibido en sus manos papeletas de votación del eventual referéndum del 1-O.

Y se han manifestado detrás los agentes de la Guardia Civil cuando éstos se dirigían a pie hasta sus vehículos aparcados en una calle cercana, antes de abandonar el lugar entre abucheos.

Un segundo regristo

La Guardia Civil ha hecho un segundo registro en la imprenta Indugraf de Constantí, donde sospecha que se ha impreso material para el referéndum, que ha acabado este sábado por la tarde pasadas las 18.45 horas.

Los agentes se han llevado varias bolsas de la nave de la empresa, a diferencia del primer registro, que hizo el sábado.

El abogado de Indugraf, Tomàs Gilabert -que no ha hecho declaraciones tras el registro de este sábado-, dijo a los periodistas el viernes, tras la primera entrada: «No han encontrado nada porque nada podían haber encontrado».

La entrada de los agentes en la imprenta y también en la sede del semanario «El Vallenc», en Valls (Tarragona), ha estado motivada por una denuncia de la Fiscalía de Tarragona por presunta desobediencia, prevaricación y malversación de caudales públicos.

Dentro de las diligencias previas abiertas por el juzgado de guardia de Tarragona, se han pedido tres entradas y registros en las oficinas de la imprenta en Constantí y en las dos sedes en Valls de la publicación.

«Les desbordaremos»

Horas antes del registro, fuentes del propio medio de comunicación revelaban a través del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que «los agentes estaban registrando un antiguo local» del medio, anexo a la actual redacción, una planta baja de la plaza La Torratxa.

Según ha indicado Puigdemont, en su intervención ante el Consejo Nacional de su partido, «pueden intervenir imprentas o sitiar un medio de comunicación local con guardias civiles, pero el lunes con la Diada les desbordaremos democrática y pacíficamente, y el 1 de octubre con las urnas».

Por otro lado, la dirección de la empresa Indugraf Offset, SA de Constantí (Tarragona), que fue ayer registrada por la Guardia Civil por si estaba imprimiendo documentación relacionada con el referéndum del 1 de octubre, aseguró que los agentes «no han encontrado nada de especial interés».