Sergi DoriaSeguir

La Mercè no es otra Diada Sergi Doria

El independentismo se ha malacostumbrado a ocupar el espacio público. Acaparada la política simbólica, ahora se trata de convertir la Mercè en una secuela de la Diada. Cuando Pujol arrasó en las urnas de 1984, el actual partido sin nombre intentó ocupar la Casa Gran. El triunfo llegó con Trias, pero solo fue el paréntesis de una crónica de fracasos.

Barcelona sigue siendo un cuerpo extraño que no se acaba de integrar en el orwelliano Nou País. Les molesta que sea capital editorial del libro hispanoamericano. Ningunean los Juegos Olímpicos que propulsó Maragall con el espaldarazo de Samaranch. Y protestan si el pregón de la Mercè no es un mitin independentista. Vetaron a Valentí Fuster, a Elvira Lindo y ahora a Javier Pérez Andújar. Este escritor de ironía inteligente describe la Diada como un parque temático del independentismo y es autor de «Catalanes todos», relato hilarante de las quince visitas de Franco a Cataluña, aclamado por la burguesía que luego se hizo pujolista y del Òmnium Cultural. El victimismo -sostiene-, es el otro lado del espejo del tan rastrero «y tú más» de la política actual: «Es el "y yo más" ¿A qué nos ha llevado en Cataluña este "y yo más" Pues eso, a yo y a Mas».

El independentismo lanzó un ataque preventivo contra el pregonero con voceros habituales como Toni Albà. No es la primera vez que pone sus «ganyotes» al servicio de la patria: en 2012 boicoteó a Carmen Machi por firmar un manifiesto federalista contra la secesión de Cataluña. Pedía que nadie fuera a verla al Lliure: todo un ejemplo de compañerismo. Albà es el que hizo una sátira feroz de Mas cuando este era «conseller en cap»: lo presentaba como un androide pujoliano. Como la cosa no hizo gracia al actual partido sin nombre, se volcó en la Familia Real y el Papa (reírse de la iglesia católica, a diferencia del Islam, sale gratis).

Dialécticamente, Albà no le dura medio minuto a Pérez Andújar. Por eso hace un rap de Felipe V en el Pla del Palau aupado por quienes creen que la Mercè es otra Diada. Al final resultará que el de Anjou era catalán.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios