Martí Gironell, esta mañana en Barcelona
Martí Gironell, esta mañana en Barcelona - EFE

Martí Gironell gana el Ramon Llull con una novela sobre la vida de Jean Leon

El autor sigue los pasos del emprendedor español que se acabó condeando en su restaurante de Hollywood con estrellas como James Dean, Marilyn Monroe o Paul Newma

Actualizado:

Tuvo una vida de novela así que era de espera que, antes o después, acabase protagonizando una. Y no una cualquiera, sino «La força d'un destí», el título con el que el Martí Gironell (Besalú, 1971) ha ganado el XXXVIII Premi de les Lletres Catalanes Ramon Llull, dotado con 60.000 euros.

Un galardón que permitirá ahondar en las andanzas noveladas de Jean Leon, el emprendedor que nació en Santander como Ceferino Carrión, creció en Barcelona y cruzó el charco para adoptar su célebre seudónimo y moverse con soltura por el Hollywood dorado de los años 50, donde intimó con estrellas de la talla de Frank Sinatra, James Dean, Paul Newman, Marilyn Monroe o Elizabeth Taylor. «Es un personaje que me enamoró, el tipo de personaje que te permite acompañar al lector hasta una época determinada», ha explicado Gironell tras saberse ganador.

En este caso, el autor de «El pont dels jueus» recorre un arco narrativo de casi cuatro décadas, de 1941 a 1981, para seguir los pasos de un personaje que llegó a Nueva York buscando su propia versión del sueño americano y acabó en Los Ángeles proyectando junto a James Dean el restaurante La Scala. «Es una historia de superación en un entorno excepcional», ha subrayado Gironell, quien construye la novela alrededor de Jean «Ceferino» Leon y de todos los astros que se movieron a su alrededor. Una oportunidad, subraya el autor, de ver que Sinatra, Newman o John Fitzgerald Kennedy «son personas con sentimientos y que tienen que hacer sacrificios igual que nosotros».

En la novela, Gironell no sólo retrata la huella que dejó Ceferino en Hollywood, sino que sigue su estela hasta los viñedos del Penedés que el empresario compró para realizar su propio vino e impulsar unas bodegas que aún hoy mantienen su nombre.