Presentación del ciclo de encuentros, ayer en Barcelona
Presentación del ciclo de encuentros, ayer en Barcelona - TWITTER

«¿Dónde va el dinero que antes de la crisis financiaba la Cultura?»

El Cercle de Cultura convoca hasta 2019 ocho encuentros sobre las prioridades culturales de Cataluña

BARCELONAActualizado:

El Cercle de Cultura nació hace ocho años bajo el paraguas del Cercle d’Economia para poner las políticas culturales en el centro del debate. Desde entonces, la crisis empresarial y la convulsa política catalana no han ayudado a calibrar el peso social y económico de la cultura.

Segimon Borràs y Jordi Pardo se presentan como dos optimistas universales. «No puede ser que los setenta u ochenta millones de ingresos por el turismo no redunden en la cultura; tampoco se entiende que el sesenta por ciento de los catalanes no pongan los pies en un museo y que su gasto cultural sea la mitad de la media, estimada en sesenta euros».

Para coordinar los mecanismos de cooperación entre las administraciones y los sectores económicos se inaugura el «Forum de Cultura 2020», ocho debates a celebrar entre 2018 y 2019: creación artística; cultura y educación; cultura y economía; equipamientos; Barcelona-Cataluña, relación territorial y proyección internacional; financiación del sistema cultural; retos en la era digital y políticas culturales públicas.

Planteados sobre dos mesas redondas, cada debate incluye cinco puntos con carácter transversal: desarrollo democrático y políticas de género; políticas de equidad social; impacto digital; acceso a la cultura y creación de audiencias; valor de la cultura en la acción social. El martes 14 y el 25 de mayo Jordi Balló dirige en el teatro Romea las dos sesiones sobre la detección del talento y creatividad y cómo acompañarla para que pueda ser compartida con otros creadores en festivales, talleres, programaciones alternativas o fábricas de creación. Simultáneamente, días 24 y 31 de mayo, Gemma Carbó convoca en el Esmuc a los participantes de las dos mesas acerca de la cultura y la educación: cordinación de programas educativos y cutlurales, revalorización de la educación artística, incorporación de la competencia de conocimiento y expresión cutlural y artística, incorporación de tecnolgías digitales...

En paralelo a estas mesas, el Cercle de Cultura pretende mantener contactos con representantes municipales. «En los dos últimos años, los ayuntamientos han recuperado los presupuestos que dedicaban a la cultura y suprimieron por la crisis económica: queremos saber dónde han ido a parar las partidas que antes financiaban la cultura y cuáles son sus prioridades actuales», apunta Borràs.