Colau, ayer durante su votación en el referéndum
Colau, ayer durante su votación en el referéndum - EFE

Colau considera que la declaración unilateral de independencia «no es la mejor vía»

La alcaldesa de Barcelona aboga por «una respuesta inclusiva» y llama a la prudencia

BARCELONAActualizado:

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha advertido hoy al Govern de que una eventual declaración unilateral de independencia (DUI) «no es la mejor vía» para solucionar la situación de Cataluña, por lo que ha reivindicado una «respuesta inclusiva».

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Colau ha avisado de que una posible Declaración Unilateral de Independencia «no es la mejor vía» ni «la mejor respuesta» a la situación de Cataluña, que ha calificado de «muy grave», y ha recordado que el referéndum de ayer, suspendido por el Tribunal Constitucional, no se celebró con «garantías».

En este sentido, la alcaldesa y líder de los 'comunes' ha llamado a la prudencia, y ha reivindicado «unidad de acción» y un "frente de las fuerzas soberanistas», como la que se vivió ayer en «las calles» de Cataluña, para plantear un respuesta que, ha defendido, debe ser «lo más inclusiva posible».

Preguntada cuál será la posición del consistorio barcelonés en el «paro de país» que ha convocado la Mesa por la Democracia, Colau ha explicado que se estudiará en las reuniones de hoy, aunque ha opinado que «debemos estar en este espacio de unidad social».

«Creo que es el espacio más unitario ahora a nivel social para mostrar el rechazo -a la actuación de ayer de las fuerzas de seguridad- y exigir responsabilidades», ha precisado.

Colau ha dicho sentirse «decepcionada» por la reacción «tibia» del líder del PSOE, Pedro Sánchez, a la actuación de las fuerzas de seguridad durante la jornada del 1-O, que fue en su opinión «absolutamente indignante».

En cambio, Colau ha puesto en valor la postura de alcaldesas del PSC como Núria Parlon y Núria Marín o la del teniente de alcalde en el ayuntamiento de Barcelona, el también socialista Jaume Collboni, que «condenaron» la actuación policial y «pidieron la dimisión» del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy