La dramaturga y directora teatral Lucía Miranda, durante el ensayo de «Fiesta, Fiesta, Fiesta»
La dramaturga y directora teatral Lucía Miranda, durante el ensayo de «Fiesta, Fiesta, Fiesta» - F. HERAS
Cultura

Lucía Miranda: «'Fiesta, Fiesta, Fiesta' tiene mucha verdad y mucho respeto por la creación»

El LAVA acoge el estreno del último montaje de esta joven directora teatral vallisoletana, que plantea una reflexión sobre la nueva identidad española

ValladolidActualizado:

Cuando se cumplen dos años de su puesta de largo en el Centro Dramático Nacional, la joven directora teatral Lucía Miranda (Valladolid, 1982) llega a los escenarios con otra obra de esas que quieren remover conciencias, o por lo menos, hacer pensar al espectador, en esta ocasión sobre la identidad de cada uno. «Me gustaría que cuando la gente salga del teatro se pregunte ¿cómo me construyo yo y qué es lo que me hace ser yo?», sostiene Miranda.

Si sus anteriores trabajos con la compañía The Cross Border Project ya tenían una ardua labor documental, ésta se redobla en «Fiesta, Fiesta, Fiesta». «Está construido en una técnica que se llama Verbatim», y absolutamente toda la obra es una transcripción directa de las entrevistas que Lucía Miranda mantuvo con los verdaderos protagonistas en los que se basan los personajes, alumnos de procedencia extranjera que conoció en un instituto de Secundaria de Madrid: «Son historias verídicas y también lo es su forma de hablar porque los actores que los representan han trabajado no con el texto sino con los audios de aquellas entrevistas».

El resultado es un relato que ahonda en los problemas e inquietudes de estos siete jóvenes cuyo origen se sitúa en lugares como Iberoamérica, Europa, África o Asia y las dificultades del mundo adulto que los rodea, y en concreto, en un entorno particular, el sistema educativo, que según confiesa la propia dramaturga, nada tiene que ver con lo que ella vivió en el colegio de su localidad natal.

Una de las escenas del montaje «Fiesta, Fiesta, Fiesta»
Una de las escenas del montaje «Fiesta, Fiesta, Fiesta»-F. HERAS

Apunta Lucía Miranda que una de las principales dificultades de todo el proceso de creación fue dar forma teatral y lenguaje escénico a las horas y y horas de grabación de las que disponía: «Tuve que escuchar todo el material, seleccionarlo y luego pensar en cómo lo editaba para que el montaje tuviera un ritmo y una teatralidad, porque al final era necesario que contuviera esos elementos para que al público le interesase».

Apoyo del Inaem

Este trabajo no hubiera sido posible sin el respaldo del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem), que concedió a esta joven dramaturga una beca como parte del Programa de Desarrollo de Dramaturgias Actuales en 2016. No en vano, la directora vallisoletana es valorada como uno de los pesos fuertes en el futuro del teatro español -pese a su juventud ya ha cosechado importantes galardones como el José Luis Alonso de Santos concedido por «Perdidos en Nunca Jamás» o la Mención Especial obtenida en Almagro por «De Fuente Ovejuna a Ciudad Juárez»-.

«Fiesta, Fiesta, Fiesta» se estrenará este sábado en la Sala Concha Velasco del Laboratorio de las Artes de Valladolid (LAVA), un desembarco que le hace una «especial ilusión» a Miranda, ya que a su tierra natal siempre había llegado «con el montaje hecho» tras estrenar en lugares tan diversos como Nueva York (Estados Unidos), Guayaquil (Ecuador) y Buenos Aires (Argentina). Quienes sí han podido ver el nuevo montaje de la vallisoletana son los alumnos y profesores que lo inspiran. «Nos emocionamos todos mucho. Es un trabajo que tiene mucha verdad y mucho respeto. Queríamos encontrar un equilibrio entre la verdad que ellos nos contaron y el respeto a la creación de un personaje». El tercer espectáculo de Miranda esta temporada -tras la adaptación de «El hijo de la novia» y la co-creación de «País Clandestino»- llega en el marco del festival Te Veo.