Economía

20 años del Serla: el diálogo como arma reivindicativa

En sus dos décadas, el Servicio Regional de Relaciones Laborales ha mediado en 3.600 conflictos, con 1,5 millones de trabajadores vinculados

El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, y los representantes de los agentes económicos y sociales firman el acuerdo para la puesta en marcha por el SERLA de la resolución extrajudicial de conflictos individuales
El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, y los representantes de los agentes económicos y sociales firman el acuerdo para la puesta en marcha por el SERLA de la resolución extrajudicial de conflictos individuales - ICAL
I. JIMENO Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

Intentar el entendimiento entre empresarios y trabajadores en caso de desavenencias sin necesidad de llegar a la vía judicial. Es el empeño en el que trabajan codo con codo desde 1996 patronal y sindicatos, que este 30 de septiembre soplaron las velas de los veinte años de negociaciones. Ese mismo día, dos decenios atrás, la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), UGT y CC.OO., «como organizaciones más representativas» en la Comunidad, suscribieron el I Acuerdo Interprofesional sobre Procedimientos de Solución Autónoma de Conflictos Laborales en la región.

Un año después, esa mesa sumaba una tercera pata, la Junta de Castilla y León, formando un tripartito de colaboración en materia de conciliación-mediación y arbitraje del que nació el Serla (Servicio Regional de Relaciones Laborales) y que, pese a pasar por más de un bache y dificultades -en 2015 estuvo a punto de desaparecer por la falta de entendimiento entre patronal y sindicatos-, continúa activo e, incluso, con nuevos cometidos. La incorporación a esta posibilidad de conciliación y arbitraje de los conflictos individuales entre trabajador y empresario, siempre que no sean únicamente por cuestiones económicas, es la última novedad de este sistema, que desde el principio se había centrado exclusivamente en los colectivos.

Más de 1,56 millones de trabajadores han pasado en este tiempo por el Serla para intentar resolver los 3.626 conflictos que ha gestionado entre el año 2000 (cuando echó a andar efectivamente) y el pasado mes de agosto. Con unos inicios discretos y 21 expedientes sobre la mesa en su primer ejercicio de funcionamiento, el recurso a este servicio por el que se intentan resolver las desavenencias sin tener que recurrir al juez, evitando gastos procesales, de abogados, procuradores y contribuyendo a descongestionar la Justicia, ha ido creciendo paulatinamente con el paso del tiempo, aunque en los últimos ejercicios ha vuelto a caer. La llegada de la crisis y la mayor conflictividad laboral asociada también se ha notado en el Serla. 2013 marca, hasta ahora, el año con mayor número de solicitudes presentadas: 405. En 2009 y 2011 también se superaron las 300 y cerca cerraron 2010 y 2012. Hasta agosto de este año, contabiliza 172.

Limpieza, alimentación, químico, sanidad, servicios sociales, comunicación, transportes, hostelería, energía, minería, ocio, ayuda a domicilio, agropecuario, enseñanza... Son muchos los sectores que han recurrido en alguna ocasión durante este tiempo al Serla, destacando entre ellos el del metal, que acumula casi uno de cada tres expedientes abiertos.

Por provincias, Valladolid y Burgos, seguidas por León, son las más grandes y las que mayor actividad económica tienen, y las que también encabezan el ránking de solicitudes de mediación.

Estadística

Para intentar ese entendimiento entre las partes se empeñan los 75 conciliadores-mediadores (57 para conflictos del sector privado y 18, para el público) propuestos hasta ahora por patronal y sindicatos. Un aspecto que hace que la «confianza» de ambos bandos sea mayor y propicie el acuerdo. Además, destacan, es más «ágil», ya que antes de que deba iniciarse el proceso judicial tiene que haber un pronunciamiento. Eso sí, no siempre es posible el apretón de manos. De hecho, en algo menos de cuatro de cada diez se logró el acuerdo en estos años (1.381 casos), mientras que 1.648 acabaron en desacuerdo (45,45%). En otras 116 ocasiones se intentó sin efecto y 453 fueron archivados.

La estadística del Serla también refleja que, pese a intentar la mediación del Serla, 1.156 conflictos que habían visitado esta vía (31,88% del total) terminaron en huelga. Pero durante ese paro, también hubo veces en las que se llegó al entendimiento entre ambas partes mediante el diálogo. En más de cada cuatro casos: 491.

Para el mantenimiento del Serla, la Junta aporta anualmente una cantidad -para este ejercicio más de 72.000 euros- que ayuda al mantenimiento de este órgano. Una cuantía que se verá incrementada con la incorporación del nuevo servicio de conciliación en conflictos individuales de carácter no económico. Según los cálculos, supondrá el próximo ejercicio -cuando todas las provincias se vayan incorporando, pues inicialmente está en Valladolid- en torno a un millón de euros. Servirá para sufragar el coste de los mediadores-conciliadores (se está formando a 36 profesionales), el personal de las diez sedes (en todas las capitales de provincia y en Ponferrada, donde hay juzgados de lo Social) y los trabajadores (entre dos y tres personas entre técnicos y auxiliares) en cada una.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios