España

Ramos llama a la unidad de acción ante la situación «especial»

El Ayuntamiento celebró este lunes el primer Debate del Municipio de la legislatura

ABC Toledo - Actualizado: Guardado en:

El alcalde de Talavera de la Reina, Jaime Ramos, volvió este lunes a realizar una «llamada de socorro» a la «unidad de acción» de todas las administraciones ante la situación «especial» de la ciudad, durante la celebración del primer Debate sobre el Estado del Municipio de su legislatura. Insistió en que sin la implicación de las administraciones «sería imposible cambiar las cosas», a pesar de que reiteró que seguirá liderando el impulso del proyecto futuro de la ciudad. La única bandera de los talaveranos debe ser «la defensa de los intereses comunes», anteponiendo la ciudad a «intereses partidistas», dijo el alcalde.

Para Ramos, es el momento de «grandes cambios», lo cual implica la modificación de distintas estructuras sobre las que está asentada la ciudad, con la «cooperación» de administraciones, tendiendo la mano a todos los grupos municipales.

Además, Ramos puso de manifiesto el esfuerzo que tanto él como su equipo de Gobierno municipal dedican a la ciudad y recordó las «cuentas delicadas» que se encontraron en el Gobierno municipal, cuyas deudas han ido pagando «poco a poco» hasta lograr el objetivo de estabilidad presupuestaria, con una bajada de la deuda del Ayuntamiento con los bancos de cuatro millones de euros, la normalización del pago con acreedores, la congelación de tasas e impuesto, así como el remanente de tesorería.

Situación objetiva

Para analizar la situación actual de la ciudad, Ramos se apoyó en el estudio sobre la situación económico-empresarial de Talavera y su comarca que ha elaborado la Universidad de Castilla-La Mancha, y que citó textualmente en varias ocasiones para «buscar la objetividad» y poner sobre la mesa la situación de «extrema debilidad económica» que sufre Talavera, reflejada en elevadas tasas de paro y la vulnerabilidad para amplias capas sociales.

De hecho, el alcalde incidió en la mala situación del tejido industrial de la ciudad. A esto se suma, según Ramos, una menor presencia del sector público, un 3,3 por ciento, culpando de ello al Gobierno regional, quien ha primado a las capitales de provincia e ignorado a Talavera; y lamentó el descenso poblacional que padece la ciudad, un 4 por ciento, centrándose en la crisis y el desempleo como las causas de esta «preocupante pérdida de la población» y poniendo de manifiesto el riesgo de que Talavera deje de ser la segunda ciudad más grande de Castilla-La Mancha.

Ramos también lamentó que Talavera no haya sido seleccionada dentro del programa EDUSI de fondos europeos, pero aseguró que volverán a «pelear» para traer los fondos europeos en la próxima convocatoria.

En referencia a la lucha por el río Tajo, Ramos afirmó que ha trasladado a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) y al Gobierno central, «por encima de colores políticos», las necesidades del río.

Por otra parte, Ramos ha apuntado que se siente «decepcionado» con las promesas del Gobierno regional respecto al Plan especial para Talavera, del que no han vuelto a saber nada desde su presentación en febrero en «una explotación de vacuno de Talavera la Nueva», si bien todavía permanece «expectante» a las peticiones de reunión con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Por último, el alcalde leyó cada uno de los proyectos irrenunciables que forman parte decálogo firmado por grupos políticos, sindicatos, agentes empresariales y sociales, y que para Ramos, ha sido el momento de «mayor satisfacción como alcalde».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios