España

«La soledad es la nueva epidemia del siglo XXI y lo intento atajar en el programa»

Entrevista a Ramón García presentador del programa «En Compañía», de Televisión Castilla-La Mancha

El presentador, Ramón García, posa junto al cartel del programa de televisión
El presentador, Ramón García, posa junto al cartel del programa de televisión - Ana Pérez Herrera
ELISABETH BUSTOS Toledo - Actualizado: Guardado en:

Lleva poco menos de un mes como conductor del programa de entretenimiento «En Compañía», de Televisión Castilla-La Mancha, y la audiencia ha aumentado rápidamente en la franja de la sobremesa. Una apuesta de la cadena regional con la que se pretende cosechar el mismo éxito que está teniendo el formato en Canal Sur, con Juan y Medio a la cabeza. Ramón García tiene todas las tardes, a las 15.30 horas, el reto de poner fin a la soledad, un problema que afecta a miles de personas en la región.

-Tres semanas al frente de «En Compañía» y ya ha triplicado la audiencia de la sobremesa en la televisión regional. Debido a esta subida, la dirección de la cadena pública ha decidido asegurar su renovación durante este verano e, incluso, para la siguiente temporada. Se queda sin vacaciones….

-Cuando uno se queda sin vacaciones por esa razón, es una gozada. Ha sido llegar y tener la suerte de que el programa ha encajado muy bien entre la gente. Estamos muy contentos. Los programas que tienen una franja concreta crecen muy poquito a poquito, pero al final se van quedando. Ojalá consigamos lo que este mismo programa, con Juan y Medio como presentador, está logrando en Canal Sur, donde ya va para catorce temporadas. Yo conocía el formato de Andalucía y me gusta mucho. Como espectador, decía: ¡qué historias más bonitas!, porque no solamente es la tristeza de ayudar a la gente que está sola sino, sobretodo, a los mayores; te cuentan cómo era nuestro país hace 50 años o 60 años, y eso es maravilloso. De hecho, el programa de Canal Sur está ya en Universidades de Historia y hay universitarios que ven el programa para sacar las formas de vida de antes. Es decir, es más que un programa de televisión. Primero, porque quita la soledad de las personas y, segundo, porque, al final, con escuchar a la gente te enteras de un montón de cosas de Castilla-La Mancha. Por ejemplo, cómo se vivía en los pueblos, lo que hacían sus habitantes, si trabajaban, si iban al colegio..., en fin, un poquito de nuestra historia. Y eso también lo aporta del programa.

-Durante el poco tiempo que lleva presentando el espacio, se ha consolidado como un buen castellano-manchego pese a ser bilbaíno, al menos en su forma de expresarse y tratar de entender los problemas de las personas de los pueblos de nuestra comunidad. ¿Qué es lo que más le ha llamado la atención de los castellano-manchegos?

-Me resulta curioso el carácter. Vivimos en un país donde el carácter del vasco no es el mismo que el del andaluz, el gallego o el vasco. Y yo valoro mucho que el castellano-manchego, que es mucho más serio y más reservado para sus cosas, venga a la tele a contar su vida. Me están sorprendiendo mucho porque, a pesar de tener ese carácter, tienen la capacidad de venir aquí, abrir su corazón y contar su historia. Y eso me está gustando mucho. Eso es de ser buena gente.

La soledad de los mayores

-En su nuevo programa aborda la soledad de las personas mayores. En la actualidad, a pesar de que cada vez estamos más conectados a las redes sociales, hay muchas personas que afirman sentirse solas ¿Cree que la soledad es la nueva epidemia del siglo XXI?

-Lo está siendo. La soledad, que es el problema que nosotros intentamos atajar con el programa, afecta a cualquier edad, ya que también tenemos a gente de menos de 50 años que vienen. Pero, ¿por qué vienen más mayores? Porque, lógicamente, los mayores son los que están más solos. Están jubilados, enviudados, divorciados, los hijos se han marchado de casa… el caldo de cultivo para la soledad son los mayores. Pero también hay gente que está sola con 25 o 18 años, aunque en estos casos tienen más capacidad de relacionarse que las personas mayores. Y todo esto, ¿qué provoca? Lo dicen los médicos: depresiones, enfermedades... Y aquí es donde entramos nosotros. Intentamos atajar eso, y a la gente que viene al programa le doy mucho valor, porque lo último que pueden hacer es ir a un programa de televisión para encontrar compañía. Que una persona me diga que la única forma de acabar con su soledad es viniendo al programa, eso, a mí, me llena de orgullo. Y esto está ya calando en la gente de Castilla-La Mancha….

-Cuénteme alguna anécdota, por favor.

-Hay algunas anécdotas muy curiosas, como una que me contó Juan. En Andalucía, la gente mayor va al médico y les dicen: «Usted lo que tiene es soledad, vaya al programa de Juan y Medio». Y es que la soledad no se cura con una pastilla, sino que hay que relacionarse, salir de casa, pero cuando la gente tiene ese problema no quiere salir solo. En ese punto es donde entra «En Compañía». Los mayores vienen a la televisión, cuentan su vida y siempre encuentran a alguien. Yo, con eso, soy feliz. Fíjese si he hecho programas en mi vida, y éste es el que mayor satisfacciones me está dando.

Ramón García en el plató de «En Compañía»
Ramón García en el plató de «En Compañía»- Ana Pérez Herrera

-Personalmente, ¿qué le aporta «En Compañía»?

-Vengo feliz a Toledo y me vuelvo a Madrid con una sonrisa de oreja a oreja. El equipo del programa se involucra al cien por cien con los invitados, ¡somos su familia incluso hasta que se mueren! Que una persona que está sola, con depresión, en diez días le haya cambiado la vida, no tiene precio su cara de felicidad. ¿Cómo no me voy a ir yo feliz a casa?

-Entonces, ¿es «En Compañía» una buena alternativa a la siesta?

-Sin duda alguna.

-¿Cree que la televisión, en general, debería de apostar más por este tipo de programas?

-La televisión tiene que apostar por todo. La televisión es un gran cajón de sastre donde cabe todo. He hecho programas de todo tipo, lo que tienes que hacer es hacerlos bien. Cuando la gente dice que hay que dar programas de calidad, yo me pregunto: ‘¿Qué es un programa de calidad?’ Un documental de la 2, no; un informativo, no. Hay informativos malísimos, mediatizados por la política de turno, ¿es eso un buen informativo?, ¿es eso mejorar la televisión? No. La televisión de calidad es hacer bien lo que hagas; un informativo, un programa de entretenimiento, un programa de deportes, lo que sea, pero hacerlo bien. Y dar a la gente lo que le pueda interesar. A mí me gusta que, como espectador, haya variedad y me fastidia que una noche encienda la televisión y haya películas en todas las cadenas. La variedad es lo inteligente. Tiene que haber de todo, pero bien hecho.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios