España

Los médicos hablan de colapso en las Urgencias del hospital de Toledo

En una carta a la dirección y al Sescam describen un servicio saturado y exigen soluciones urgentes

El lunes, 7 de noviembere, el servicio estuvo masificado
El lunes, 7 de noviembere, el servicio estuvo masificado - ABC
M.J.MUÑOZ - @abc_toledo Toledo - Actualizado: Guardado en:

«Solicitamos soluciones a los problemas expuestos urgentemente». Así finaliza la carta enviada por el equipo de Urgencias del hospital Virgen de la Salud de Toledo a las direcciones Médica y de Enfermería, así como al Sescam, para ponerles en conocimiento la situación que estos profesionales viven a diario. En concreto, se refieren al turno de noche del pasado lunes, 7 de noviembre, en que «nos encontramos con el servicio masificado». Esa noche, los 11 boxes de Urgencias estaban ocupados, y «pacientes sentados en sillones y camillas ubicadas en el pasillo pendiente de resolución».

Asimismo, en cuanto al llamado «Box rápido», estaba «con pacientes pendientes de ingresar en planta desde las 12 horas y la sala de espera masificada». En cuanto a Cirugía, había «falta de espacio físico para administrar tratamientos de los usuarios a cargo de esta especialidad». La Sala de Camillas se encontraba con «con pacientes hasta P6 (de P1 a P6 está ubicado en los pasillos)», y la mayor parte de los pacientes «ingresados en planta pendientes de cama». En cuanto a la Sala de Reuniones, abierta desde las 22 horas, «con pacientes pendientes de ingreso, sin recurso físico ni material suficiente para su correcta atención».

Así pues, mientras que la mayor parte de los pacientes estaban pendientes de ingreso en planta, la Unidad de Preingreso (UPI) aparecía «llena de ingresos».

Camas insuficientes

En su misiva, a la que ha tenido acceso ABC, los médicos argumentan que debido a la falta de camas en el Complejo Hospitalario de Toledo, «tiene lugar el colapso del Servicio de Urgencias, «imposibilitando la correcta atención de los nuevos pacientes» que siguen llegando a lo largo de la noche, así como «la continuidad de los cuidados de los que están ingresados».

«La dificultad y espacio tan reducido complica la atención de pacientes nuevos con los ya ingresados, lo que nos obliga a ponernos en contacto con la supervisora y jefe de la guardia, y deciden habilitar consulta médica número 4 (destinada a valoración de pacientes del Box Rápido), con dos camillas, para ubicar dos pacientes pendientes de ingreso», relatan los médicos. Mientras esto ocurre, únicamente se queda el box número 5 para valoración de pacientes, «estando el resto lleno de ingresos, observaciones y pacientes pendientes de resultados».

Situación «no puntual»

Finalmente, el equipo de Urgencias dice querer dejar constancia de que «esta situación no es puntual, sino que ocurre en todos los turnos y la mayoría de los días, vulnerando de forma sistemática el derecho a la intimidad del paciente así como su seguridad, sumado al malestar y al estrés generado en la plantilla».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios