Toledo aprueba ordenanzas fiscales con polémica por los plazos de las enmiendas

PSOE y Ganemos sacan adelante el proyecto con los votos en contra de PP y Ciudadanos

TOLEDOActualizado:

El Ayuntamiento de Toledo ha aprobado las nuevas ordenanzas fiscales, que plantean una subida del 1 por ciento de las tasas y una bajada del 0,4 por ciento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), con polémica entre el equipo de Gobierno y el Grupo Municipal Popular por los plazos de presentación de enmiendas.

Con los votos a favor de PSOE y Ganemos Toledo, y en contra de PP y Ciudadanos, el pleno extraordinario ha aprobado las ordenanzas fiscales y los precios públicos que, según ha razonado el portavoz del equipo de Gobierno, José Pablo Sabrino, están por debajo del crecimiento del IPC, el 1,6 %, y con una rebaja real del 2 %, refuerzan la apuesta por facilitar la creación de empresas y empleo o reforzar la eficiencia energética, como ha confirmado el portavoz de Ganemos, Javier Mateo.

Los portavoces de PP, Jesús Labrador, y Ciudadanos, Esteban Paños, han rechazado las nuevas tasas públicas por estimar que «si quieren que sean sociales, hay que bajar el agua y la basura, y entonces crearán puestos de trabajo», ha argumentado el 'popular', y porque «ha existido un irregular procedimiento».

Paños ha aclarado que «nada más lejos de la realidad que Ciudadanos se haya opuesto a la bajada de impuestos, sino que hemos pedido más» porque, ha puesto como ejemplo, «en el recibo del IBI se ahorran 40 céntimos sobre 100 euros» y, por ello, ha creído que «el Ayuntamiento puede hacer un mayor esfuerzo».

Labrador ha apostillado que «si hay un superávit de nueve millones sobre los 84 de presupuesto, se han podido bajar más los impuestos si la previsión de ingresos que han hecho es realista, pero lo han hecho a destiempo».

El portavoz «popular» ha suscitado la animadversión tanto del portavoz socialista como de la propia alcaldesa, Milagros Tolón, al poner en tela de juicio los plazos de presentación de las enmiendas a las 26 ordenanzas modificadas, entre las que se aprobaron de forma parcial 12 del PP y 5 de Ciudadanos, y tras entender que Sabrido ha acusado de «mentir» a su Grupo Municipal. «No se lo puedo consistir, porque hubo incluso un error en la presentación de la documentación y ni siquiera exigimos iniciar el periodo y en ningún caso contemplamos lo que lo motivó, que fue debido a su falta de seriedad, trabajo y por su incompetencia».

El portavoz municipal ha replicado: «No acepto que digan que no se han cumplido los plazos, porque la Junta de Gobierno los aprobó y una vez que salieron los tuvieron todos, para que pudieran formarse una opinión». «Han recibido toda la información y han tenido tiempo. Pidieron una ampliación del plazo para presentar alegaciones, que se les dio y dimos por bueno, para que tuvieran más tiempo. No queremos que haya ningún atisbo de duda en el expediente que se les ha remitido, con errores o no, pero no es por cumplir los plazos, sino por tener más información la Comisión», ha añadido. Y, ha reforzado, «sobre el fondo han querido debatir poco porque, incluso en la Comisión de Hacienda, no defendieron ni sus propias enmiendas».

La alcaldesa se ha puesto firme cuando el viceportavoz «popular», José López Gamarra, ha comentado que «nosotros no somos los que presionados a los funcionarios», en alusión a posible defectos en los informes presentados, y ha pedido a su portavoz que prohíba esos comentarios: «No lo voy a permitir, quiero debates tranquilos, sosegados y dialogantes», ha zanjado.