PLAN DE RECUPERACIÓN ECONÓMICA

420 medidas para impulsar el crecimiento

El presidente regional, Emiliano García-Page, ha firmado un acuerto con la patronal y los sindicatos CCOO y UGT

Pedrosa, Gil, Nicolás, Franco y García-Page, tras la firma
Pedrosa, Gil, Nicolás, Franco y García-Page, tras la firma - Luna Revenga
A.M. Toledo - Actualizado: Guardado en:

No es la primera vez que a lo largo de la historia de la autonomía se capta la misma foto, y ayer de nuevo gobierno regional, sindicatos y patronal firmaron un nuevo acuerdo en el que expresan sus mejores intenciones para dar un impulso económico a Castilla-La Mancha. Se trata esta vez del Pacto para la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha, que se articula a través de siete ejes que agrupan un total de 420 medidas, cuya puesta en marcha tendrá un presupuesto de 3.429 millones de euros hasta 2020.

El Pacto lo firmaron ayer en el patio del Palacio de Fuensalida el presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page, los secretario regionales de CCOO y UGT, José Luis Gil y Carlos Pedrosa, respectivamente, y el presidente de la Confederación Empresarial de Castilla-La Mancha (Cecam), Ángel Nicolás. Con ellos estaba también la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, miembros del Consejo de Gobierno y una amplia representación de instituciones y entidades de la sociedad civil de Castilla-La Mancha.

Según explicó la consejera, el Pacto constará de siete ejes: promoción económica y empresarial, políticas de empleo, cualificación de los recursos humanos, innovación e investigación, industrialización y nuevo modelo energético, políticas de infraestructuras y agua, agricultura y sostenibilidad.

El primero de ellos consta de 92 medidas sobre la necesidad de financiación a la empresas, generación de un sistema de atención integral, políticas internacionalización, política fiscal, simplificación administrativa, captación de inversiones o el plan estratégico de turismo.

El eje de las políticas de empleo lo conforman un total de 52 medidas en las que se abordan la necesidad de recuperar el servicio público de empleo, prestar una mejor atención a los empleados, favorecer el autoempleo o mejorar la eficacia para ser más útiles.

La cualificación de los recursos humas es el tercer eje y lo forman 61 medidas que sirven para saber cómo planificar y aumentar la orientación en la Formación Profesional, adaptarla mejor a la necesidades de las empresas o emplear mejor a la población mediante un nuevo modelo formativo.

El eje de la innovación e investigación consta de 46 medidas y aborda asuntos como la necesidad de la investigación para jóvenes, en sanidad, en agricultura, en la universidad; además de la innovación en las empresas y el uso de las «tics» en las empresas.

Para el quinto eje de industrialización y nuevo modelo energético se han articulado 25 medidas sobre seguridad y calidad industrial, de la ordenación y modernización de la minería, de la red de transportes y distribución de la energía o la apuesta por las energías renovables.

En el apartado de las políticas de infraestructuras y el agua figuran 110 medidas que tienen que ver con política hidrológica, adecuar la normativa de urbanismo y de vivienda, una mejor planificación territorial del transporte y de las carreteras.

Por último, en el eje de agricultura y sostenibilidad hay 34 medidas sobre la apuesta por la industria agroalimentaria, la incorporación de los jóvenes al campo, la economía forestal y la economía circular.

34 reuniones

Todas estas medidas se han consensuado gracias a la «participación activa» de varios colectivos e instituciones de Castilla-La Mancha en 34 reuniones y mesas de trabajo, de las que se han concretado un total de 1.437 propuestas ordenadas en las 420 medidas que forman el documento suscrito.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, que resaltó que ha basado con la «materia gris» de la región, sin necesidad de recurrir a expertos de fuera, informó que han trabajado en el documento más de 169 entidades y 409 personas de toda la región -112 de la Junta y 297 del resto de la sociedad regional-. Además contará con una mesa de coordinación con el fin de seguir anualmente el convenio.

En el capítulo de valoraciones, el secretario regional de CCOO, que no perdió la ocasión de criticar al anterior gobierno regional del PP, indicó que con este documento se inicia una «etapa relevante» para Castilla-La Mancha y se mostró «muy satisfecho» del trabajo que ha realizado. «A partir de hoy tenemos la responsabilidad de no defraudar a la gente», señaló.

Además de resaltar que es «una apuesta clara» por generar empleo y que este «sea de calidad», también resaltó que el acuerdo «no agota las inquietudes y reivindicaciones» de CCOO.

El secretario regional de UGT, Carlos Pedrosa, dijo que este acuerdo tiene una «medida fundamental» como es la creación de empleo, que considera como «clave de bóveda» a seguir para salir de la situación en que está Castilla-La Mancha, España, la Unión Europea y el conjunto del planeta. También destacó que lo que necesita el país es diálogo y acuerdo como el que en Castilla-La Mancha se ha puesto en marcha con este Pacto que, a su juicio, «demuestra que cuando hablamos somos capaces de entendernos».

El presidente de Cecam destacó del acuerdo la «especial importancia» del compromiso del Gobierno de no subir la presión fiscal a las empresas durante su vigencia y dentro de la capacidad normativa de la Comunidad Autónoma, así como de la simplificación de las cargas administrativas, y agregó que lo que «urge» ahora es que todas estas medidas tengan su desarrollo.

También añadió que se «apuesta por una región moderna» y rechazó las posibles críticas a los empresarios por decir que se entregan a los sindicatos y al Gobierno o a que esta firma sea una foto porque el documento consta de más de mil folios y «ese trabajo es de todo menos una foto».

La biblia civil

En la clausura, el presidente regional, Emiliano García-Page, consideró este documento como «la biblia civil» de Castilla-La Mancha, «incluso aunque mañana este no fuera el Gobierno». Se trata, añadió, de una «guía de certidumbres» en un «tiempo de dudas para decir «con claridad hacia dónde queremos ir, con quién y a qué ritmo».

Page, que desveló que desde que es presidente ha firmado cerca de una docena de acuerdos con empresas que se van a ampliar o se van a instalar en la región y que tiene pendiente cuatro o cinco firmas hasta diciembre, destacó tres «claves esenciales».

Una de forma al reflejar que «es más útil para una sociedad como la nuestra que las instituciones funcionen a que no y se pervierta su funcionamiento normal». Otra de las claves es la de la actitud. «Buscar permanentemente el acuerdo y la voluntad obedece a un concepto de soberanía actual», aseguró. La última nota que lo caracteriza es la cohesión, ya que supone «pelear» por salir del bache «seguramente mejor que muchos que no han conseguido en un año ni en dos sentarse a hablar con los sindicatos y los empresarios y haber hecho un trabajo tan serio».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios