España

Fernando Rey, «cazado» por la cámara de Mary Ellen Mark en el rodaje de Tristana

Este mes de noviembre se cumplen 47 años de la grabación en Toledo de esta mítica película

Rodaje de Trista en la calle Santo Tomé (a la izquierda Fernando Rey, subido a una tarima mientras Mary Ellen Mark le fotografiaba)
Rodaje de Trista en la calle Santo Tomé (a la izquierda Fernando Rey, subido a una tarima mientras Mary Ellen Mark le fotografiaba) - Eduardo Butragueño Bueno
VALLE SÁNCHEZ - @abc_toledo Toledo - Actualizado: Guardado en:

Eduardo Sánchez Butragueño recuerda este martes en el facebook de su famoso blog Toledo Olvidado que se cumplen 47 años del rodaje en Toledo de la película Tristana de Luis Buñuel. Y para celebrarlo nos trae una curiosidad que titula «La cazadora cazada». Se trata de una de las fotos inéditas del rodaje que obtuvo su abuelo, Eduardo Butragueño Bueno, desde su casa de Santo Tomé en la que se puede ver claramente a la izquierda a la mítica fotógrafa Mary Ellen Mark fotografiando a Fernando Rey subido a un alzador. «Os dejo tanto la foto (con ampliación) como la imagen que obtuvo la genial fotógrafa», afirma.

Fernando Rey, subido a lun alzador; a la derecha, el resultado de la imagen firmada por Mary Ellen Mark
Fernando Rey, subido a lun alzador; a la derecha, el resultado de la imagen firmada por Mary Ellen Mark

En el facebook de Toledo Olvidado siempre hay anécdotas, datos, curiosidades y novedades relacionadas con Toledo y la fotografía. Eduardo Sánchez Butragueño nos recordó el lunes que se celebraba la fiesta del patrocinio de la Virgen de la Esperanza en la Iglesia de San Cipriano con una preciosa foto de Pedro Román hacia 1910. Hace unos días llegó el frío y se preguntaba quién no ha usado alguna vez un brasero como uno que había fotografiado en Toledo John Fyfe en 1967. Con motivo de que el Ayuntamiento ha recuperado a principios del mes el edificio de la Alhóndiga, en la bajada de los Desamparados aprovechó para publicar imágenes sus dos portadas que proceden del derribo del Convento de la Trinidad que existía en la actual plaza del Salvador een su lugar original.

Y al acercase la noche de todos los santos, recordó la historia más increíble que le ha sucedido al mirar una fotografía: la monja que (probablemente) dejó este mundo mirando a la torre de la Catedral.

Se hizo también eco de que este octubre se cumplieron los 90 años del III Congreso Eucarístico Nacional, que se celebró en Toledo en 1926 con una imagen de un inmenso altar colocado en la Vega Baja que fotografió Cortés para Mundo Gráfico.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios