Palacio de la Audiencia Provincial de Zaragoza
Palacio de la Audiencia Provincial de Zaragoza - Fabián Simón
Tribunales

Piden 36 años de cárcel para un matrimonio por matar a golpes a su hija de 26 días

La pareja es juzgada desde este lunes en Zaragoza. También se les acusa de haber dejado malherido a otro bebé

ZaragozaActualizado:

Rachid B. y Bouchra S., un matrimonio marroquí afincado en Zaragoza, se sientan en el banquillo desde este lunes, acusados de haber matado a golpes a su hija de tan solo 26 días y haber dejado malherido a otro bebé al año siguiente.

Un jurado popular se encargará de determinar la inocencia o culpabilidad de esta pareja, que fue detenida y encarcelada a mediados del año 2015, más de un año después de que se produjera la muerte de su primera hija.

En un primer momento no despertó sospechas el fallecimiento de la pequeña, courrido en abril de 2014. Fue al año siguiente, a raíz de que otro bebé del matrimonio fuera llevado a urgencias de un hospital de Zaragoza con múltiples fracturas y traumatismos. Los facultativos lo comunicaron de inmediato a la Policía. Al ver el historial familiar, se decidió indagar en las circunstancias en las que había muerto la otra hija de la pareja un año antes. Y el caso acabó sustanciándose en una acusación de asesinato contra el padre y de complicidad contra la madre.

A tenor de los informes policiales y facultativos aportados por la Fiscalía, los hijos de ese matrimonio fueron víctimas de casos de violencia extrema. El matrimonio lo niega y sostiene que, como mucho, se les puede acusar de homicidio imprudente -por la muerte de la pequeña- y de lesiones por imprudencia leve -en el caso del otro hijo que sobrevivió y que se les retiró para protegerle-.

El fiscal, sin embargo, califica la muerte de la niña como asesinato y considera probado que fue el autor del crimen fue el padre. Pide para él 20 años de prisión, además de cinco más por un delito de lesinoes y otros tres años por un delito contra la integridad moral. En total, Rachid B. se enfrenta a una petición de condena de 28 años de prisión, mientras que para su esposa se piden ocho años de cárcel -por un delito de lesiones y otro contra la integridad moral-.

Además, la Fiscalía reclama que la pareja indemnice solidariamente con 30.000 euros a su otro hijo, el que les fue retirado tras detectársele en urgencias una larga lista de traumatismos y fracturas óseas.

Según el informe aportado por la Fiscalía, la muerte de la pequeña se produjo tras ser zarandeada con violencia y golpeada reiteradamente en la cabeza. Eso le provocó una hemorragia cerebral y una parada cardiorrespiratoria prolongada que acabó con su vida.

La niña murió el 14 de abril de 2014, y escasas semanas después el matrimonio volvió a engendrar otro bebé, que nació el 4 de mayo de 2015. Fue al que llevaron a Urgencias apenas tres meses después con un cuadro de politraumatismos y fracturas que condujo a la investigación por la que ahora se sientan en el banquillo Rachid y Bouchra.

El juicio contra ellos en la Audiencia Provincial de Zaragoza se prolongará durante seis sesiones, hasta el 12 de febrero.