Medicina

Extirpan un tumor cerebral con la paciente despierta y hablando para ayudar a los cirujanos

La enferma, una inmigrante marroquí, ha sido operada en Zaragoza con la asistencia de un traductor

En la imagen, el equipo que llevó a cabo la intervención quirúrgica en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza
En la imagen, el equipo que llevó a cabo la intervención quirúrgica en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Una paciente marroquí residente en Zaragoza ha sido operada de su tumor cerebral permaneciendo consciente y hablando durante la intervención quirúrgica. De hecho, que hablara durante la operación era esencial para orientar a los neurocirujanos: así sabían con precisión qué zonas del cerebro debían tocar y cuáles no, para que la paciente no viera dañada el área de la que depende la comprensión lingüística y el habla.

La enferma es bilingüe. Habla su árabe nativo y el castellano aprendido. Los cirujanos se enfrentaban al reto de extirparle el tumor sin afectar neuronas o conexiones cerebrales ni del área de la que dependía hablar en marroquí ni la de castellano.

Para ello, anestesiaron a la paciente hasta que le abrieron el cráneo para acceder al tumor cerebral. Posteriormente la despertaron para realizar la extirpación del tumor. Los neurocirujanos desarrollaron así la operación, a la par que le mostraban imágenes que debía describir en ambos idiomas. Al mismo tiempo, una neurofisióloga administraba los estímulos eléctricos y comprobaba las reacciones.

Así, durante toda la operación se contaba con la certeza de que la paciente seguía hablando y comprendiendo correctamente tanto en árabe como en castellano. Para ello también estuvo presente un traductor, un estudiante saharaui de Enfermería.

«Si la paciente respondía con normalidad, sabíamos que era una zona segura (del cerebro), pero si se alteraba la capacidad para nombrar las imágenes, sabíamos que era una zona que debíamos evitar tocar», explica la neurofisióloga Alicia Sáenz de Cabezón.

La operación, que tuvo lugar hace escasos días en el zaragozano Hospital Miguel Servet, fue un éxito. La paciente sufría un tumor cerebral benigno, pero con un riesgo de sangrado que podía llegar a suponerle la muerte.

En la intervención participó un equipo de neurocirujanos, neurofisiólogos, anestesistas y neuropsicólogos del Hospital Universitario Miguel Servet.

Este es el único hospital aragonés en el que se practican operaciones cerebrales con pacientes despiertos durante la intervención. Se empezó con esta técnica de forma puntual hace más de 15 años, impulsadas por el entonces jefe de servicio de neurología del Miguel Servet, el doctor José Eirás -actualmente está al frente Juan Antonio Alberdi-. Desde hace cinco años se ha implantado como técnica que se utiliza de forma continua, con un protocolo específico de metodología quirúrgica.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios