Sucesos

Explotan seis bombas que el Ejército se «olvidó» hace 70 años en un pico del Pirineo

Los artificieros de la Guardia Civil las han neutralizado de forma controlada tras toparse con ellas un montañero

Cumbres de la Zapatilla de Candanchú (Pirineo oscense), zona en la que se encontraban los artefactos
Cumbres de la Zapatilla de Candanchú (Pirineo oscense), zona en la que se encontraban los artefactos
R. P. Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Seis bombas y un proyectil fumígeno. Es el pequeño arsenal con el que esta semana se ha topado un montañero en una de las cumbres del Pirineo aragonés, la Zapatilla de Candanchú, zona frecuentada por los amantes del esquí extremo.

El hallazgo obligó a desplegar un complicado dispositivo por parte de las fuerzas de seguridad, para hacerlas explotar de forma controlada y neutralizar así el peligro potencial que suponían.

Todo apunta a que se trata de artefactos que el Ejército se «olvidó» allí hace unos 70 años, durante algunas maniobras, según han indicado fuentes de la Guardia Civil.

Sometidas a duras condiciones meteorológicas durante más de medio siglo, los artefactos estaban muy deteriorados, pero mantenían su carga explosiva, lo que los hacía aún más peligrosos ante el riesgo de que alguien o algo pudiera hacerlos explotar con un mínimo movimiento.

De hecho, ante el peligro que suponía cualquier manipulación de los proyectiles, los artificieros de la Guardia Civil, los especialistas del Gedex, han optado por hacerlos explotar allí mismo de forma controlada y después de establecer un amplio perímetro de seguridad para cerciorarse que nadie estaba en ese momento en la zona.

La operación no resultó sencilla, dado el lugar en el que se encontraban las bombas. Los especialistas del Gedex acudieron apoyados por la Unidad Aérea y la Sección de MOntaña de la Guardia Civil con base en Jaca (Huesca).

En total había siete artefactos: seis proyectiles explosivos de calibres entre 105 y 75 milímetros, y un proyectil fumígeno cargado con fósforo en vez de con material explosivo.

Según han indicado las mismas fuentes, las detonaciones se llevaron a cabo sin ningún tipo de incendencia. Sospechan que esos proyectiles quedaron allí tras algunas maniobras militares realizadas en los años 40 ó 50 del siglo pasado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios