El descenso de la morosidad le ha ahorrado a Bantierra más de 8 millones de euros en saneamientos
El descenso de la morosidad le ha ahorrado a Bantierra más de 8 millones de euros en saneamientos
Banca

Bantierra gana medio millón de euros cada mes, un 15% más que en 2016

El beneficio neto de la entidad podría rozar este año los 9 millones de euros

ZaragozaActualizado:

Bantierra ha incrementado un 15% sus beneficios en lo que va de año en comparación con el primer semestre del pasado ejercicio. Durante los seis primeros meses de este 2017, la cooperativa de crédito aragonesa ha conseguido estabilizar su beneficio neto mensual en medio millón de euros por término medio.

De mantenerse este ritmo de crecimiento en lo que resta del año -y todo apunta a que se mantendrá, según han indicado fuentes de la entidad-,Bantierra podría cerrar este 2017 con unas ganancias netas de casi 9 millones de euros. El año pasado el beneficio de la entidad fue de 7,5 millones.

El incremento de las ganancias de Bantierra se están produciendo en paralelo a una mejora sostenida en los ratios de saneamiento de la entidad. Así, por ejemplo, la sustancial mejora de los índices de morosidad han permitido a Bantierra reducir un 40% sus saneamientos, lo que le ha supuesto un ahorro de más de 8 millones de euros.

Esto ha fortalecido los recursos disponibles para el negocio financiero, con una creciente inversión crediticia. Durante el primer semestre de este año, Bantierra ha concedido más de 10.500 créditos, por un importe superior a los 305 millones de euros, un 2% más que el año pasado.

El 75% de los nuevos créditos concedidos por la entidad han ido a parar a empresas, y la tercera parte de ellas corresponden al sector agropecuario, el segmento de negocio originario de Bantierra.

Además del saneamiento interno, esta cooperativa de crédito también ha avanzado en la optimización de sus estructuras, lo que se ha saldado con una reducción del 4% en sus gastos de explotación durante el primer semestre del año. Bantierra ha optado por concentrar sus recursos organizativos en las poblaciones que le ofrecen un mayor potencial de negocio dentro de su zona tradicional de actuación -las provincias de Zaragoza, Huesca y Lérida, y la comunidad autónoma de La Rioja-.