Sociedad

Las autoridades alertan del fuerte aumento de los accidentes de montaña en el Pirineo

En diez meses han muerto 25 montañeros y la Guardia Civil ha tenido que realizar 400 rescates, más que en todo 2015

Especialistas en rescates de montaña de la Guardia Civil, durante una intervención
Especialistas en rescates de montaña de la Guardia Civil, durante una intervención
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Las autoridades han vuelto a alertar del fuerte aumento de los accidentes de montaña en el Pirineo aragonés. En diez meses, de enero a octubre, han muerto 25 montañeros y la Guardia Civil ha tenido que realizar 403 rescates, más de los que llevaron a cabo en todo 2015.

Los datos los presentaron este miércoles en Zaragoza el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y los responsables de intevención en montaña de la Guardia Civil.

Desde el 1 de enero hasta el 31 de octubre, en todo Aragón la Benemérita ha llevado a cabo 403 rescates, en su inmensa mayoría en el Pirineo oscense y una pequeña parte en las provincias de Zaragoza y de Teruel.

Los rescates practicados hasta la fecha por la Guardia Civil de montaña son un 7,2% más de los que tuvo que realizar en el mismo período del año pasado.

La mayor parte de estos rescates se producen entre mayo y octubre. Los meses estivales son los de mayor afluencia de turistas y aficionados a la montaña, y son también los que dejan las mayores tasas de siniestralidad.

Del 1 de mayo al 31 de octubre, los especialistas de la Guardia Civil realizaron 336 rescates, a una media de casi dos operaciones diarias -56 cada mes de promedio-.

En esas 336 intervenciones rescataron a un total de 520 personas accidentadas: 20 fallecidas -cinco más que en entre mayo y octubre de 2015-, 234 heridas de diversa consideración y 266 ilesas.

De los 20 muertos en accidentes de montaña entre mayo y octubre, 19 se registraron en el Pirineo oscense y uno en Teruel.

Los responsables de montaña de la Guardia Civil han advertido que una gran parte de los accidentes de gravedad se producen «por la falta de preparación» de quienes se adentran en la montaña, «bien por el desconocimiento de la zona por la que se movían y les hacía adentrarse en sitios de dificultad no planificados, bien por la falta de material técnico adecuado a la actividad que se pretendía en muchos casos».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios