Política

El alcalde Santisteve se «perdona» 1.722 euros

Tras concurrir en Unidos Podemos, se niega a cobrar a esa coalición lo que costó limpiar los carteles electorales que colocaron ilegalmente en varios puntos de Zaragoza

Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza por la coalición ZEC y excandidato al Congreso de Unidos Podemos
Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza por la coalición ZEC y excandidato al Congreso de Unidos Podemos - Fabián Simón
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

El alcalde «del cambio» de Zaragoza, Pedro Santisteve, sigue acumulando polémicas cuando lleva poco más de un año al frente del Consistorio. Ahora la controversia la ha provodado la decisión de su gobierno local de ZEC -Podemos e IU- de no cobrar los 1.722 euros que costó a los servicios municipales de limpieza la retirada de los carteles que Unidos Podemos -con idénticos socios de coalición- colgó en puntos de Zaragoza en los que no estaba permitido plantar propaganda electoral.

Ocurrió durante la campaña de las elecciones generales del pasado mes de junio. La Junta Electoral censuró las irregulares prácticas de Unidos Podemos y pidió al Ayuntamiento que obrara en consecuencia. Y por consecuencia -indican desde la oposición- se entiende que es sancionar al infractor y cargarle el coste de su infracción.

Santisteve y su equipo, sin embargo, no lo ven así. El alcalde, en este particular, es arte y parte. Y es que, además de estar al frente del Consistorio como cabeza visible de la coalición municipal formada por Podemos e IU, también fue uno de quienes conformó la lista de Unidos Podemos en las elecciones generales de junio.

Además, se da la circunstancia de que a Pedro Santisteve las leyes no le resultan extrañas: es abogado de profesión. Algo que, sin embargo, no le ha valido para sortear reprimendas por ilegalidades cometidas en lo que lleva de mandato. A la que lanzó contra Unidos Podemos la Junta Electoral se le ha añadido, en los últimos días, la sentencia dictada por un juzgado de Zaragoza, condenando al Ayuntaimento por su empeño consumado a la hora de borrar el nombre del Pabellón Príncipe Felipe. Esta maniobra le costó al Ayuntamiento algo más de 7.000 euros.

Lo de los carteles electorales salió por 1.722 euros que acabó costeando el servicio municipal de limpieza. El gobierno de Santisteve, por boca de su consejero de Servicios Públicos, el comunista Alberto Cubero, dice que no ha lugar repercutirle ese gasto a la coalición Unidos Podemos. Ha insistido en que ni se le ha repercutido ni piensan pasar al cobro a su coalición un recibo por tal importe. Sostiene que la Junta Electoral no es quién para ordenar una sanción de este tipo y argumenta que, en este caso, lo único que hay que aplicar es la ordenanza municipal.

En aplicación de estas tesis, lo único que ha hecho el gobierno de Santisteve ha sido despachar una sanción mínima de 60 euros contra Unidos Podemos. Cubero ha remarcado que con tal multa dan por zanjado el asunto que costó al servicio público 1.772 euros.

La oposición, indignada

La oposición ha puesto el grito en el cielo. Han calificado de «inaceptable» la actitud de Santisteve y su equipo. «Quien debe dar ejemplo se dedica a ensuciar con propaganda ilegal y, cuando se le condena por hacerlo, resulta que se niega a pagar los costes», critica el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza, Jorge Azcón.

El PP insiste en que «Unidos Podemos debe pagar la limpieza de sus carteles electorales colocados ilegalmente», y consideran que no es de recibo el «suma y sigue» de controversias, con dinero de por medio, que acumula el gobierno de Santisteve en su poco más de un año de legislatura.

La gomina, los viajes, el pabellón...

La reciente sentencia por lo ocurrido con el Pabellón Príncipe Felipe, y esta polémica por la limpieza de carteles electorales colocados en lugares prohibidos, se añaden a otros casos que se produjeron meses atrás. Por ejemplo, el bote de gominaque se compró Santisteve para su pelo y que cargó al Ayuntamiento como gasto de representación -15,90 euros-, o los alrededor de 3.000 euros que sumaron las facturas de dos viajes que el alcalde y otros miembros de su coalición municipal hicieron a Barcelona y La Coruña para participar en actos de la órbita de Podemos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios