Vídeo: Rufián anuncia que la bancada de ERC abandonará el hemiciclo

Tardà y Rufián se van del Congreso en mitad del Pleno y vuelven a incumplir su deber como diputados

El portavoz adjunto anuncia lasalida durante su turno de intervención en el hemiciclo, con total impunidad

MadridActualizado:

Casi la mitad de la bancada de ERC ha abandonado este miércoles el hemiciclo, en mitad de la sesión de control, encabezada por el portavoz del grupo, Joan Tardà, y el portavoz adjunto, Gabriel Rufián. Instantes antes, durante su turno intervención, éste último anunció que abandonaría la Sala de Plenos con el micrófono abierto, sin temer penalización alguna.

Ambos, junto a la diputada Ana María Surra, son tres de los diputados que más faltan a las votaciones del Congreso y no tienen intención de devolver la parte proporcional de su salario como sí ha hecho el diputado de UPN, Iñigo Alli.

Junto a Tardà y Rufián han dejado esta mañana el hemiciclo las diputadas Ester Capella y Teresa Jordà. Los cuatro -ERC cuenta con nueve escaños- han acudido al Tribunal Supremo donde declarará como investigada la expresidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya esta mañana. La sesión de control ha comenzado a las 9:00 horas y para las 10:10h. Tardà tenía convocado un encuentro con la Prensa en el Tribunal Supremo. Los periodistas no han podido acudir a la cita con tanta celeridad y el encuentro ha sido retrasado.

El Reglamento del Congreso en su artículo 15 establece «el deber de asistir a las sesiones del Pleno del Congreso y de las comisiones de que formen parte», de manera que estos cuatro diputados han vuelto a incumplir sus obligaciones parlamentarias. Tardà justificó ayer sus abultadas faltas por razones médicas y políticas.

Sin embargo, el Reglamento del Congreso en su artículo 82 establece que «en los casos de embarazo, maternidad, paternidad o enfermedad grave en que, por impedir el desempeño de la función parlamentaria y atendidas las especiales circunstancias se considere suficientemente justificado» la Mesa del Congreso podrá autorizar el voto por procedimiento telemático. Si Tardà no ejerció esta fórmula de votación fue por que no lo pidió o la Mesa consideró que se tratara de una enfermedad grave.

La penalización de las faltas injustificadas a los Plenos es potestad de los grupos parlamentarios pero cuando es la propia formación la que ampara este tipo de comportamientos, existe un vacío regulatorio ya que el Reglamento del Congreso no otorga potestad a ningún órgano de la Cámara para controlar y penalizar estas situaciones.

Ayer mismo, la portavoz de Bildu, Marian Beitialarrangoitia, que ha faltado a una de cuatro votaciones plenarias se jactó de hacerlo. «No va a cambiar en nada nuestra forma de actuar», advirtió públicamente, argumentando que el Congreso «no es nuestra institución principal». En el anterior periodo de sesiones, a raíz de las reiteradas ausencias y salidas del hemiciclo de ERC y PDECAT, Ciudadanos envió un escrito a la Mesa del Congreso reclamando que se detrajera la parte proporcional de sus salarios pero la iniciativa fue rechazada al considerar que no existe suficiente base legal para hacerlo.