Íñigo Alli, portavoz de UPN
Íñigo Alli, portavoz de UPN

El diputado Alli deja en evidencia a Rufián y Tardà al devolver su salario por faltar al Pleno

Pide perdón y envía una instancia al Letrado Mayor de la Cámara Baja para pedirle que calcule el importe a devolver

MadridActualizado:

La polémica por la falta de penalización económica a los diputados que faltan arbitrariamente a las sesiones vuelve a abrirse. El portavoz de UPN, Íñigo Alli, ha enviado un comunicado este lunes anunciando que devolverá al Congreso el salario correspondiente a cinco sesiones a las que faltó en lo que va de legisltura por dedicar ese tiempo a formación. ABC publicó el pasado domingo día 4 de febrero el listado de los diez diputados que más faltan a las votaciones del Pleno y Alli aparecía en sexta posición con nueve ausencias a sesiones completas, empatando con el coordinador general de IU, Alberto Garzón, que declaró haber faltado tanto por su viaje de luna de miel y por problemas de salud.

En su comunicado, Alli explica que las otras cuatro ausencias registradas se debieron a motivos de conciliación familiar por el nacimiento de su hija Ana y, por tanto, no cabe devolución de salario. «Hoy comunicaré al Letrado Mayor de las Cortes Generales la petición de devolver el importe que corresponda a las sesiones parlamentarias en las que me ausenté, salvo en aquellas que dediqué a cuidar a mi familia» recoge el texto. Además, pide «perdón» por su conducta y declara: «Asumo mi error y mi responsabilidad». «Siento de corazón si alguien se ha decepcionado en mi trayectoria política con esta acción. Le pido disculpas», señala para cerrar el texto.

En concreto, según fuentes de UPN, Alli enviará una instancia al Letrado Mayor, Carlos Gutiérrez Vicén, solicitando tanto el cálculo del importe correspondiente a devolver como la fórmula adecuada para hacerlo, bien a través de ingreso ordenado por el propio Alli o de detracción en la siguiente nómina. En el caso de Alli, percibe del Congreso 7.378,28 euros brutos mensuales en concepto de la asignación constitucional (idéntica para todos los diputados y de 2.842,01 euros), los dos complementos de gastos como portavoz (de representación 1.758,60 euros y de libre disposición 935,57 euros) y la indemnización por ser de una circunscripción distinta a Madrid (1.842,10 euros). Los servicios jurídicos tendrán que ahcer ahora el prorrateo correspondiente.

El portavoz de UPN es el primero que da este paso tras conocerse que 22 diputados faltan entre el 14 y el 28 por ciento de las votaciones del Pleno, siendo la asistencia a las sesiones un deber de sus señorías recogido en el artículo 15 del Reglamento del Congreso. Deja así en evidencia a otros nombres que aparecen en el ránking y que no solo no piensan devolver el salario percibido por las sesiones a las que no asistieron, sino que tampoco se han molestado en justificar a qué se debieron esas faltas. Es el caso de tres de los diputados de ERC, el portavoz de ERC, Joan Tardà, que no ha acudido al 20 por ciento de las votaciones (el cuarto que más falta), su portavoz adjunto, Gabriel Rufián, con un 14% de faltas (el octavo que más falta) y la diputada Ana María Surra que empata con éste último (la séptima que más falta).

Junto a los diputados de ERC, ocupaban un lugar destacado en el ránking de faltas el portavoz de Nueva Canaria, Pedro Quevedo, que lideraba la lista con un 28 por ciento de ausencias, seguido de los dos diputados de Bildu, Miriam Baitialarangoitia y Oskar Matute, con un 26 y un 22 por ciento de faltas respectivamente. Quevedo argumentó sus ausencias por problemas de salud de un familiar cercano mientras los dos miembros de Bildu señalaron que si consideran que hay actos de su partido «más importantes» faltan con toda normalidad.

Cierran la lista dos diputados socialistas, Ignacio Sánchez Amor y Sebastián Franquis, con un 14 por ciento de las faltas que fuentes de la dirección del grupo han asegurado que fueron justificadas adecuadamente por ambos. El Grupo Socialista tiene un reglamento interno que contempla multas para los diputados en caso de ausencias injustificadas y existe además un comité de disciplina que se encarga de abrir expedientes cuando es necesario.