España

El PSE pedirá más autogobierno y la competencia de Prisiones

El grupo socialista tendrá tres consejerías, entre ellas la de Turismo

El PSE pedirá más autogobierno y la competencia de Prisiones
A.M. Bilbao - Actualizado: Guardado en:

Tal y como estaba previsto, PNV y PSE gobernarán en coalición la próxima legislatura. Los responsables de ambas fuerzas resolvieron este fin de semana los últimos flecos que quedaban pendientes para hacer oficial el acuerdo, por lo que Íñigo Urkullu contará con el apoyo necesario para repetir cargo en la votación de investidura del próximo jueves.

El propio PNV, que se ha preocupado de mantener el contenido las reuniones en el más estricto secreto para que nada pudiese afectar a las negociaciones, confirmó ayer a través de un escueto comunicado que habían logrado alcanzar un «preacuerdo programático y de estructura de Gobierno» con el partido de Mendia.

La hoja de ruta que seguirá la coalición durante los próximos cuatro años será sometida a lo largo del día de hoy a los respectivos órganos soberanos de ambos partidos, la Asamblea Nacional jeltzale y el Comité Nacional socialista.

Desde el inicio de los contactos, nada más finalizar las elecciones al Parlamento vasco el pasado 25 de septiembre, los nacionalistas pusieron sobre la mesa una serie de condiciones innegociables para rubricar un acuerdo de gobierno. En concreto, la proposición del PNV tenía como base cuatro ejes: empleo y desarrollo, servicios públicos, paz y convivencia y la puesta en marcha de la llamada «agenda vasca», que tiene como fin último la ruptura de las relaciones con el Ejecutivo central.

El énfasis en el autogobierno fue, precisamente, la cuestión que más problemas supuso a la hora de negociar. En la sede del PSE no se planteaban la posibilidad de impulsar una hoja de ruta secesionista, pero eran conscientes de que, para entrar en el nuevo equipo de gobierno autonómico, debían abordar el tema.

Finalmente, el PSE ha aceptado trabajar para que se le reconozca al País Vasco una mayor autonomía, y, a su vez, tratará de negociar con Madrid la cesión de competencias, especialmente la penitenciaria. Gestionará tres consejerías, entre ellas la de Turismo.

De esta forma, la candidatura de Urkullu, que ya contaba con el voto a favor de los 28 parlamentarios que tiene el PNV, será respaldada también por los nueve dirigentes socialistas, lo cual no le servirá para ser investido en la primera votación, pero sí le bastará para obtener la mayoría simple en la segunda ronda. La sesión de investidura se celebrará los próximos días 23 y 24, por lo que el lendakari en funciones podrá jurar cargo el próximo sábado en Guernica.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios