España

Los presuntos violadores de San Fermín expresaron en Whatsapp su deseo de llevar burundanga a Pamplona

El juez mantiene en prisión a los acusados, sobre los que podrían caer penas de hasta 80 años

El juez desestima las solicitudes de libertad interpuestas y ratifica la prisión provisional comunicada y sin fianza
ABC.es /Agencias Pamplona - Actualizado: Guardado en:

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona ha acordado hoy mantener en prisión provisional sin fianza a los cinco procesados por la supuesta violación de una joven de 18 años la madrugada del pasado 7 de julio en Pamplona.

El juez no se cree la versión de los acusados: «No se aprecia consentimiento alguno por parte de la víctima»

El magistrado afirma en la resolución que «las declaraciones formalmente coincidentes de los procesados no resisten el contraste con las grabaciones realizadas por ellos mismos en el portal en las que no se aprecia consentimiento alguno por parte de la víctima». El juez sostiene, por el contrario, que se aprecia un «mero sometimiento a una apabullante situación de superioridad física y numérica y de abandono ante la imposibilidad de oponerse a las pretensiones lúbricas impuestas por sus agresores».

En sendos autos, que pueden ser recurridos ante la Audiencia de Navarra, el juez instructor desestima las solicitudes de libertad interpuestas por dos de los cinco inculpados y ratifica la prisión provisional comunicada y sin fianza.

[La versión de los acusados: «Ella dijo que podía con los cinco»]

Lo hace «por la extrema gravedad de los hechos, los bienes personales en juego, la necesidad de protección a la víctima, así como las elevadas posibilidades de eludir la acción de la justicia ante la gravedad de las penas que en su día pudieran imponerse». El magistrado recuerda que, con arreglo a la calificación expuesta en el auto de procesamiento dictado el pasado 8 de agosto, estas «podrían alcanzar los ochenta años de prisión».

Voluntad de «liarla»

En esta decisión también ha influido los mensajes de texto que cruzaron los acusados días antes de viajar a Pamplona. En ellos, según apunta el auto, valoraron la posibilidad de llevar burundanga, una sustancia que actúa como depresor de las terminaciones nerviosas y del cerebro, que tiene efectos sedantes y se utiliza para dejar inconscientes y luego amnésicas a las víctimas, «singularmente en ataques sexuales».

En dicho auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez señala que «en la preparación del viaje por parte de los procesados ya se observan detalles que indican que hechos como los ocurridos no suponen un simple aprovechamiento de una oportunidad casual sino que son buscados deliberadamente por los procesados».

Además, el juez añade que varios conocidos de los procesados se muestran en Whatsapp «convencidos de la culpabilidad» de los encausados según iban conociendo la información que iban publicando los medios de comunicación sobre el suceso.

Los amigos de los detenidos: «No pongo la mano en el fuego por ellos porque me achicharraría»

El magistrado se refiere así a las conversaciones que mantuvieron estos conocidos en un grupo de Whatsapp, «haciendo incluso referencia a hechos semejantes cometidos con anterioridad, utilizando expresiones inequívocas como que poniendo la mano en el fuego por ellos —los cinco detenidos— se achicharrarían, que son ellos porque es su estilo o su modus operandi, que seguro que han sido las bromitas de meter mano sin consentimiento o que las formas de trabajar de ellos son esas y los están describiendo».

Por último, en el auto de procesamiento, informa el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, el juez impuso a cada uno de los procesados una fianza de 500.000 euros para asegurar la responsabilidad civil, es decir, para resarcir a la víctima en el caso de una hipotética condena.

El magistrado consideró que estos hechos están tipificados en el Código Penal como cinco delitos de agresión sexual con penetración o violación en los que aparecen como autores los cinco procesados «cada uno en relación con el ejecutado personalmente y como cooperadores necesarios respecto a los ejecutados por el resto», así como de un delito de robo con violencia o intimidación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios