Vídeos: Romeva, Turull, Rull y Mundó salen de la cárcel - Foto: JAIME GARCÍA / VÍDEO: ATLAS

Los exconsejeros catalanes salen de la cárcel tras pagar su fianza

La ANC y Òmnium pagan con la caja de solidaridad los 100.000 euros fijados para Romeva, Turull, Rull, Bassa, Borràs y Mundó, que deberán comparecer semanalmente ante el juez, no pueden abandonar el país y les retiran el pasaporte

MadridActualizado:

Raül Romeva, Jordi Turul, Josep Rull, Carles Mundó Dolors Bassa y Meritxell Borrás, exconsejeros de la Generalitat de Cataluña, han sido puestos hoy en libertad después de que el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, acordara en un auto su excarcelación después de constatar que los seis han depositado en la cuenta del tribunal la fianza de 100.000 euros que les ha impuesto para eludir la cárcel.

ANC y Òmnium depositaron, poco antes de las 13.00 horas, los 600.000 euros de las fianzas impuestas por el Tribunal Supremo a los exmiembros del Gobierno catalán.

[Sigue en directo las últimas noticias de Cataluña y de las elecciones catalanas del 21-D]

Las exconsejeras de la Generalitat Dolors Bassa y Meritxell Borràs han sido las primeras en abandonar, a las 15.50 horas, la prisión de Alcalá Meco (Madrid). Bassa y Borràs, que ingresaron en la prisión madrileña el 2 de noviembre por supuestos delitos de sedición, rebelión y malversación de fondos públicos en relación con el proceso independentista en Cataluña, han sido recibidas por sus familiares y una delegación de ERC en las puertas de la cárcel madrileña.

Tras ellas, Romeva, Mundó, Rull y Turull encarcelados en la prisión de Estremera han abandonado la cárcel pasadas las 18:30 horas. Frente al centro penitenciario se han congregado dirigentes de ERC y PDeCAT que junto a miembros de Joventuts d'Esquerra Republicana y familiares de los exconsejeros han conformado un grupo de en torno a 50 personas.

Estos cuatro exconsejeros han abandonado las dependencias de Estremera sin realizar declaraciones.

Medidas cautelares para los exconsejeros

El juez ha impuesto a los seis exconsejeros medidas cautelares que a partir de ahora deben cumplir: comparecencias semanales ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña o juzgado o tribunal de su conveniencia, comparecer ante el Supremo siempre que sean llamados, prohibición de salida del territorio nacional y retirada de pasaporte.

El fiador de las seis fianzas ha sido Marcel Padrós, que es tesorero de ANC. En declaraciones a los medios tras pagar dichas fianzas, Padrós ha explicado que el dinero procede de la caja de solidaridad que pusieron en marcha ambas entidades en verano y que ha recaudado desde entonces 4,7 millones de euros.

Este pago se ha hecho efectivo en varios cheques directamente a la cuenta del Supremo en el Banco Santander y ahora prevén que el alto tribunal lo notifique a los juzgados de guardia de las poblaciones donde están las prisiones de Estremera y Alcalá-Meco, para que ordenen la puesta en libertad que prevén este lunes por la tarde.

Las fianzas ingresadas este lunes en la cuenta del Supremo proceden de la caja de solidaridad impulsada por las entidades, que desde el verano ha ido recaudado donaciones de particulares; la mayoría, según el tesorero, de entre 20 y 50 euros aproximadamente, y sin concretar cuánto se recaudó en el Concierto por la Libertad del sábado.

Con esta caja se ha pagado también la multa de 30.000 euros al exconseller y exdiputado del Congreso Francesc Homs por parte del Supremo por el 9-N; los 2,9 millones de los depósitos exigidos por el Tribunal de Cuentas al expresidente catalán Artur Mas, así como las fianzas de la Mesa del Parlamento catalán (150.000 euros para la presidenta Carme Forcadell y 25.000 para cuatro miembros de la Mesa) y ahora las de los seis exconsellers.

Prisión para Junqueras

El juez del Supremo ha acordado mantener en prisión preventiva al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, el exconseller de Interior Joaquim Forn y los líderes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, al entender que persiste en ellos el riesgo de reiteración delictiva.

Por su parte, Òmnium Cultural ha llamado a convertir la rabia» y la «indignación» en cotos por la decisión del Tribunal Supremo respecto a los dirigentes independentistas en prisión en, «llenando las urnas de libertad» el 21-D, mientras que la Asamblea Nacional Catalana reitera que se trata de un «proceso político».

El portavoz de Òmnium, Marcel Mauri, ha criticado en un apunte en su cuenta de Twitter la resolución judicial: «Convirtamos la rabia y la indignación en energía para seguir construyendo una sociedad justa y cohesionada y, sobre todo, en votos que llenen las urnas de libertad».

Mauri, además, ha señalado que «no descansaremos hasta que volváis a casa» También vía Twitter el vicepresidente de la Asamblea Nacional Catalana, Agustí Alcoberro, ha opinado que «queda muy claro que este es un proceso político» que «se hace muy difícil de entender».