España

Bárcenas renuncia, por motivos económicos, a presentar acusación contra el PP por el caso de los ordenadores

«Quiero centrarme exclusivamente en el inicio del juicio del caso Gürtel y el de "los papeles"»

Luis Bárcenas, en una imagen de archivo
Luis Bárcenas, en una imagen de archivo - RAFA ALBARRÁN

«Nadie me ha pedido que retire la demanda. Ha sido una decisión personal dado que no tengo recursos económicos. Quiero centrarme exclusivamente en el inicio del juicio del caso Gürtel y el de "los papeles", que todavía sigue pendiente de fecha». Son las palabras de Luis Bárcenas, ratificadas por su defensa en unas diligencias presentadas en el Juzgado de Instrucción número 32 de Plaza Castilla.

En el escrito aportado por Francisco Maroto, abogado de Bárcenas, desiste de continuar en el procedimiento de la destrucción de los discos duros contra el Partido Popular, donde estuvo contratado desde 1982, reservándose «las acciones civiles que pudieran corresponderle» y «desistiendo de la acción penal».

De esta forma, renuncia también a pedir la declaración de María Dolores de Cospedal, como ya había realizado en unas diligencias del 2 de septiembre de 2013 para que ampliara su testimonio en la Audiencia Nacional. La secretaria general del Partido Popular testificó el 14 de agosto de 2013 que los ordenadores estaban «custodiados» en la sede del partido, cuando realmente estaban destruidos «a conciencia», como señala el auto.

A su vez, Maroto ha notificado sendos recursos de reforma y apelación a la Fiscalía y a las distintas defensas, «contra la que formulan» su «más enérgica oposición» al escrito presentado el pasado 8 de septiembre, donde asegura que el procedimiento está plagado de «declaraciones contradictorias».

El auto no es firme

A finales de julio, Freire, en un auto que todavía no es firme, propuso procesar al Partido Popular como persona jurídica por la supuesta comisión de un delito de daños informáticos y otro de encubrimiento, ya que «el borrado de los ordenadores tuvo el objetivo de impedir que datos relativos a la contabilidad B de la formación salieran a la luz». Además, planteó juzgar a la actual tesorera del PP, Carmen Navarro; al asesor jurídico, Alberto Durán; y al director de sistema de información del partido, José Manuel Moreno.

Fue en un escrito del asesor legal del Partido Popular al juez Pablo Ruz entregado en la Audiencia Nacional el 19 de agosto de 2013, donde explicaba que «de conformidad con el protocolo habitual» procedieron «reescribiendo el disco duro hasta en 35 ocasiones, pasando después a su destrucción por aplastamiento», para finalmente tirarlos a la basura.

Según la declaración del extesorero del PP en la reapertura del caso, en los ordenadores guardaba «información relativa a la financiación opaca del Partido Popular, presupuestos de campañas electorales, pantallazos de correos electrónicos y la agenda con las reuniones con Álvaro Lapuerta y los donantes del partido». La magistrada señaló que su testimonio fue «coherente, firme e incluso meticuloso».

«El PP no tiene ninguna responsabilidad»

En el ánimo de Bárcenas no está que se malinterprete que no siga personado en un caso que el mismo arrancó, cuando decidió poner una denuncia ante los tribunales contra el abogado del PP, Alberto Durán, por forzar la puerta de la Sala Andalucía y llevarse sus dos ordenadores portátiles.

«Siempre he mantenido que el Partido Popular como institución no tiene ninguna responsabilidad en la destrucción de los discos duros. Sería perjudicial pensar lo contrario en estos momentos que seguimos sin Gobierno», concluye Bárcenas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios