Economía

Chequeo a los equipos de fitosanitarios a través del móvil

Investigadores de la Universidad de Sevilla diseñan una App que realiza una pre-ITV a la maquinaria

La aplicación permite poner a prueba el funcionamiento de los equipos de tratamiento
La aplicación permite poner a prueba el funcionamiento de los equipos de tratamiento - ABC
INMA LOPERA Sevilla - Actualizado: Guardado en:

Los agricultores andaluces están obligados a realizar una inspección a sus equipos detratamiento de fitosanitarios antes del 26 de noviembre, fecha límite si no quieren ser sancionados. Para facilitar esta labor, el Departamento de Ingeniería Aeroespacial y Mecánica de Fluido de la Universidad de Sevilla ha desarrollado una App que permite hacer un chequeo previo a la maquinaria desde cualquier dispositivo smartphone. Se trata de «una aplicación gratuita de autocontrol para dispositivos móviles que permite al propietario o al técnico agrícola conocer el estado de su máquina antes de acudir a una inspección oficial y de esta forma solventar los posibles problemas detectados», declara Manuel Pérez-Ruiz, autor del proyecto junto con el alumno doctorado, Jorge Martínez.

La aplicación constituye una buena herramienta de tratamiento preventivo, además de poner en conocimiento del sector los aspectos a controlar, ya que «son muchos los agricultores que desconocen qué partes de la máquina van a ser inspeccionadas o cuáles serán los criterios que se van a seguir para dar como válido o no un determinado elemento», explica Martín.

Esta App gratuita está especialmente indicada para pulverizadores hidráulicos e hidroneumáticos (atomizadores), que son los equipos más presentes en el campo andaluz y a nivel nacional, pues en España se calcula que hay aproximadamente unas 100.000 unidades de pulverizadores hidráulicos y el doble, unas 200.000 unidades, de pulverizadores hidroneumáticos.

En el diseño de la aplicación se ha buscado «un manejo especialmente sencillo e intuitivo para que cualquier persona, aunque sus conocimientos tecnológicos sean pocos, pueda desenvolverse sin problemas».

La aplicación permite desde una pantalla principal realizar el chequeo de distintos elementos tanto con la máquina parada como en funcionamiento. Así, por ejemplo, se podrán revisar «la limpieza y el estado del eje transmisor, si hay pérdidas en las tuberías o fugas en las bombas, y el estado de los nanómetros», apunta Pérez-Ruiz.

El Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas ya ha mostrado su interés en esta aplicación móvil

El autor del proyecto insiste en que «el presente y el futuro de las aplicaciones de productos agroquímicos pasa por una buena regulación, calibración y mantenimiento de los equipos que se utilizan», y añade que entre las consecuencias que se derivan de la realización de estas inspecciones a los equipos aplicadores destaca «el ahorro en productos fitosanitarios, ya que con una máquina en buenas condiciones de trabajo se obtienen aplicaciones eficientes y eficaces, lo que se traduce en un ahorro de costes para el agricultor. Además, se evita la resistencia del cultivo a los productos debido a una mala aplicación y se aumenta la seguridad al trabajar con aplicadores que cumplen con la normativa europea».

Por esta razón, el investigador quiere dejar muy claro que «esta herramienta en ningún caso sustituye a la ITV oficial, pues sólo ofrece un chequeo previo de aquellas partes que se vayan a inspeccionar, para que de esta manera, los agricultores o técnicos sepan qué se les va a revisar y en qué estado deberá de encontrarse la máquina para que la inspección sea favorable».

La herramienta ha sido desarrollada en un código abierto y libre para el sistema operativo Android, pero «actualmente estamos trabajando para adaptarla también al sistema iOS de Apple», comenta Manuel Pérez-Ruiz. El proyecto ha sido financiado por la Cátedra Adama de la Universidad de Sevilla, a través de un convenio Universidad-Empresa. Esta App viene a cubrir un espacio que hasta el momento «no había sido abordado por las administraciones» y que «será de gran ayuda para conseguir que muchas de las máquinas de tratamiento que tienen que ser inspeccionada de forma obligatoria en los próximos dos meses lo hagan de forma satisfactoria», concluye el investigador.

ITV obligatoria

Antes del 26 de noviembre de este año tienen que pasar la inspección técnica los pulverizadores hidráulicos, pulverizadores hidroneumáticos, pulverizadores neumáticos, pulverizadores centrífugos, espolvoreadores y equipos de aplicación montados en aeronaves. En los equipos nuevos la inspección se hará en los cinco primeros años tras su adquisición y, posteriormente, la ITV se pasará cada cinco años. A partir de 2020 tendrá que hacerse cada tres años. No pasar estas inspecciones obligatorias puede ocasionar penalizaciones en las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) y sanciones administrativas a los propietarios.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios