Recursos Humanos La generación que revoluciona las organizaciones

¿Pero qué quieren los «millennials»?

La generación nacida entre 1982 y 1996 cada vez tiene más peso en las empresas e incluso en la dirección

¿Pero qué quieren los «millennials»?
Javier Pagola Madrid - Actualizado: Guardado en:

Son más exigentes; quieren estar informados de las decisiones que se toman y participar en los procesos; muestran sus aptitudes en las redes sociales, una auténtica cantera para los cazatalentos. Los «millennials» –nacidos entre 1982 y 1996 (tienen entre 20 y 34 años)– son más de 1.700 millones en todo el planeta, y en 2025 representarán el 75% de la fuerza laboral. Ello va a suponer un importante cambio en las organizaciones, que ya hemos empezado a comprobar. El reto del presente es garantizar la convivencia intergeneracional. Los «millennials» deben aprovechar la experiencia de los senior, y éstos, contagiarse de «las ganas de comerse el mundo» de los más jóvenes, coinciden los expertos.

En opinión de Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, «los 'millennials' son más exigentes con las compañías que generaciones precedentes. Les piden un entorno positivo en todas sus vertientes, que les acompañen en su crecimiento profesional, que les ofrezcan oportunidades...». Y, en este sentido, «exigen que la empresa tenga una comunicación bidireccional. Quieren tener feedback sobre su progreso en la compañía, estar informados de las decisiones que se toman y formar parte de los procesos». Así pues, «acostumbrados a las comunicaciones constantes, redes sociales y demás intercambios, para ellos es importante recibir esos inputs que les permitan tomar mejores decisiones y les ayuden a seguir creciendo profesionalmente». Se fijan mucho en los entornos de trabajo. «Buscan oficinas que sean abiertas, propicias a la comunicación y a compartir con sus compañeros sin limitaciones –añade Guelbenzu–. Buscan compatibilizar su trabajo con otras actividades. Nacidos en una era digital, saben que trabajar desde cualquier lugar es posible».

En un mundo virtual

De acuerdo con su inconformismo innato, «quieren retos que les aporten valor a su trayectoria profesional», de tal forma que «si el proyecto no les motiva, abandonarán sin temor en busca de nuevos desafíos». Y ante esta marea generacional, ¿qué actitud tiene Recursos Humanos? El «millenial» «es una persona que está conectada todo el día con un mundo virtual, y esto es algo en lo que tendrán que ceder los responsables de Recursos Humanos. Deben admitir que las personas puedan usar cualquier tipo de tecnología para comunicarse y desarrollar sus funciones».

Así las cosas, explica Guelbenzu, el reto de la dirección «va a ser ofrecerles aquello que ellos esperan. Están acostumbrados a los cambios de manera que ésto es lo que va a atraer su atención hacia una empresa u otra y lo que determinará si les interesa serle fiel». Ve necesario «ayudar a la convivencia intergeneracional» para que «los perfiles se complementen y aporten cada uno sus respectivos puntos fuertes». Los más jóvenes «suelen aportar frescura, un aire nuevo y ganas de comerse el mundo. Esto es algo que transmiten al resto de generaciones, creando un efecto contagio muy favorable para la organización». Ello, porque «son los que proponen más planes, deciden hacer cosas fuera de la oficina y ayudan a que haya muy buen ambiente de trabajo. También traen nuevas ideas, aunque a veces sean irrealizables por la propia tendencia de la empresa, por ser demasiado irreales o por cuestión de presupuestos». Guelbenzu cree que en líneas generales, la llegada de los «millennials» es «muy positiva» para los veteranos, aunque a veces éstos puedan sentirse «amenazados».

En su opinión, «el entendimiento será una suma de empatía entre ambas partes, funciones y competencias claramente delimitadas y buena dosis de liderazgo por parte de los jefes para gestionar su equipo». En cualquier caso, «los 'millennials' deben aprovechar la experiencia de los seniors para aprender tanto de sus aciertos como de sus errores».

Inquietudes y desafíos

Salvador Ibáñez, country manager de Top Employers Institute en España, pronostica que «los próximos cuatro o cinco años se caracterizarán por la consolidación de los 'millennials' en todos los niveles de las organizaciones, también en la dirección». Así pues, «son cada vez más importantes para los responsables de Recursos Humanos porque suponen una proporción mayor de las plantillas. Tienen gran inquietud por adquirir habilidades variadas y vivir experiencias que supongan desafíos. Valoran más la flexibilidad y la diversidad, y exigen contar con una proyección de desarrollo profesional». «Dan mucha importancia a la misión y propósito de la organización. De ahí que para las compañías sea cada vez más importante transmitir sus valores a los empleados y conseguir que estos últimos vivan estos valores como propios», subraya Ibáñez. Además, «son exigentes respecto a las condiciones de trabajo y el hecho de conciliar su profesión con su vida privada es también primordial para ellos. Factores como el estilo de liderazgo o el ambiente de trabajo son cada vez más importantes para lograr que se comprometan».

El reto: integrar a los seniors, que aportan experiencia, y a los jóvenes, que llegan con ideas renovadas

«El cambio generacional que supone la llegada de los 'millennials' a las empresas implica una revolución transformadora en la captación, retención y desarrollo del talento», afirma Salvador Ibáñez. Recuerda que «las 73 compañías certificadas como Top Employers en España en 2016 por las condiciones excelentes que ofrecen a sus empleados, se están adaptando a las demandas de los 'millennials'. Por ejemplo, ofreciéndoles una progresión de carrera variada, en la que se definen trayectorias horizontales y multifuncionales junto a la tradicionales verticales». «Para ayudar a comprometer, retener y desarrollar a los jóvenes empleados, las compañías Top Employers están ofreciéndoles mayor transparencia, oportunidades laborales más amplias –más allá de fronteras y roles específicos– y posibilidades de movilidad que les permiten pasar de un proyecto a otro».

«La gestión de carrera y sucesión está dejando de consistir en una evaluación anual para convertirse en un proceso continuo, con conversaciones frecuentes de los managers con sus equipos. Las compañías responden así a las necesidades definitorias de esta generación, como el deseo de obtener un trabajo con significado, o el desarrollo personal combinado con el profesional.

Además, añade, «las compañías Top Employers utilizan cada vez más las redes sociales para relacionarse con este talento joven permanentemente conectado. Un 63% de las compañías Top Employers ya las utiliza para su comunicación con los empleados».

La cohabitación de las tres generaciones que ocupan el mercado laboral supone un gran desafío, concluye. «No obstante, las compañías tienen a su disposición muchas buenas prácticas para conseguir una efectiva integración, como el mentoring, con el que los seniors ayudan a los millennials, o el mentoring inverso, con el que éstos enseñan a los más senior habilidades para trabajar en entornos digitales».

Seat: 300 ideas para revolucionar la empresa

La opinión de los «millenials» importa. Una muestra es la iniciativa de Seat, que ha involucrado a sus «millennials» –el 24% de la plantilla– en una iniciativa para definir la forma de trabajar en el futuro. Así, organizó un workshop digital colaborativo basado en Facebook, en el que participaron 32 empleados jóvenes, de un máximo de 27 años, que aportaron más de 300 ideas innovadoras. El deseo de esta generación es «trabajar en una empresa totalmente digital, conectada y flexible. Y eso, según la compañía, «se plasma en iniciativas relacionadas con el desarrollo de la autonomía y flexibilidad en espacio y tiempo, la potenciación del trabajo colaborativo, la formación continuada transversal y digital, así como el impulsar la co-creación y co-working interno». Los «millennials» de Seat también han valorado como prioritarias la motivación y la transparencia.

La característica de esta generación es el uso masivo de la tecnología digital, así que los 32 jóvenes participaron con tablets y smartphones, cuyos mensajes y resultados se seguían por grandes pantallas. El feedback era instantáneo, orientado a la obtención de «trending topic» para cada tema abordado. Se analizaron cuatro ámbitos de mejora: cultura y liderazgo; desarrollo y aprendizaje; compensación y rendimiento, y formas de trabajo.

Perfil en Facebook

Según un informe de Deloitte, los 'millennials' son extremadamente sociales. El 81% tiene perfil en Facebook y el 83% duerme con el móvil. Es importante tener en cuenta que su forma de expresarse se encuentra en el entorno digital. Así pues, sus comentarios, quejas, deseos... los trasmiten a través de las redes sociales, de ahí la importancia de que las compañías monitoricen lo que se dice de ellas y estén al tanto de sus opiniones, con el objetivo de mejorar y tratar de poner en valor sus opiniones.

Nuevas formas de aprendizaje

La formación se está adaptando a la llegada de los 'millennials' a la empresa, con metodologías innovadoras que permiten unos procesos de aprendizaje y desarrollo más experienciales y menos formalizados», asegura Salvador Ibáñez, country manager de Top Employers Institute. «Podemos destacar, entre otros, los juegos de formación, las simulaciones, los roles plays y los videojuegos, que ya son utilizados por un 68% de las compañías Top Employers en nuestro país».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios