Ibex 35
Ibex 35 - ABC

Fitch devuelve el «rating» de España a notable por primera vez desde el rescate

La prima de riesgo baja a 87 puntos básicos, su nivel más bajo en ocho años

MadridActualizado:

Respaldo total de los mercados a España y su economía. A pesar de que la incertidumbre política en torno a Cataluña no ha terminado de despejarse, los argumentos macroeconómicos a medio y largo plazo que ofrece el país parecen pesar más entre los inversores. La salida de la recesión en la segunda mitad de 2013 bastó para que al año siguiente todas las agencias de calificación crediticia subiesen el «rating» a España por primera vez en la crisis. Ayer, una de ellas, Fitch, fue la primera en devolverle la nota «A-», una suerte de notable que perdió en 2012, justo antes del rescate bancario.

Lo cierto es que todos los diagnósticos que la agencia venía haciendo en los últimos meses ya insinuaban una mejora. A principios de diciembre, en un informe sobre las perspectivas del país, Fitch reiteraba su pronóstico de que el crecimiento de la economía española se mantendrá como el más vigoroso de entre las grandes potencias europeas, gracias al comercio exterior y sobre todo al consumo. Ayer, en su documento justificativo de mejora del «rating», fue más allá.

«España se continúa beneficiando de una reducción de los desequilibrios macroeconómicos apoyada por una fuerte y amplia recuperación económica», resumió la agencia, que apunta a un crecimiento medio del 2,5% este año. Además, recalca que ese aumento de la actividad se basa en la mejora de la demanda interna, que según Fitch está soportada «por una continua creación de empleo y la reducción del paro».

Una de las novedades en los argumentos de la agencia es que apenas llama la atención por los elevados niveles de paro y de deuda pública, su habitual toque de atención al país y que esta vez menciona de pasada. Y a la crisis política catalana le resta importancia, asegurando que el impacto económico de la declaración unilateral e ilegal de independencia ha sido muy limitado.

Efecto limitado de Cataluña

«Seguimos viendo la secesión de Cataluña de España como algo muy improbable», dice. Es más, bajo su punto de vista algunos hechos han logrado reducir las tensiones, como la participación de todos los partidos políticos en las elecciones del 21-D, la mayoría simple obtenida por las fuerzas constitucionalistas, el mantenimiento de los servicios públicos gracias a la aplicación del artículo 155 de la Constitución y algunos síntomas de agotamiento del enfrentamiento político.

Así las cosas, Fitch apunta a que la solución a esas crisis vendrá por una reforma del modelo de financiación regional que dará más autonomía a Cataluña. Ahora bien, la firma avisa de que no es esperable un acuerdo de ese tipo a corto plazo y que las negociaciones serán más bien largas.

«La subida del "rating" confirma la confianza en nuestra economía, que se sustenta en un crecimiento robusto, con fuerte creación de empleo y reducción del déficit público. Se trata de un crecimiento equilibrado, con un alto componente del sector exterior, gracias a las mejoras de competitividad», celebró ayer noche el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El diagnóstico macroeconómico que hace la agencia no puede ser más positivo. Fitch no solo da por hecho que en 2017 se cumplió con el objetivo de déficit, sino que prevé que España siga por esa senda de consolidación fiscal y quede cerca del objetivo del 2,2% del PIB en 2019. Más aún, señala que el Estado se seguirá beneficiando de las favorables condiciones de financiación actuales durante mucho tiempo.

El informe publicado ayer destaca también la notable e importante corrección del déficit exterior, avanzando que el país seguirá gozando de un superávit por cuenta corriente en los próximos años, lo que supone que España ya no depende del exterior. Y en cuanto a la banca, no solo aplaude el saneamiento llevado a cabo sino que incluso confía en que las entidades españolas serán capaces de mejorar su rentabilidad reduciendo costes y elevando sus ingresos por comisiones.

«España tiene una economía diversificada y de alto valor añadido con un PIB per cápita un tercio superior al de la media de los países con nota A, un rendimiento promedio extremadamente bajo de la deuda soberana (0,6%) y una porción insignificante de la deuda en moneda extranjera», concluye la agencia, que volverá a revisar el «rating» el próximo marzo.

Previsiblemente la noticia seguirá abaratando el coste de financiación del Tesoro. Ayer la prima de riesgo bajó hasta los 87 puntos básicos, su nivel más bajo desde marzo de 2010, antes de estallar la crisis de deuda soberana en toda la Eurozona con el rescate a Grecia. Y además beneficiará al tejido productivo, pues normalmente la subida del «rating» del soberano desencadena un mejora de la calificación crediticia de las empresas del país.