Economía

E.on se deshace del gas y el carbón

En el Dax 30 alemán cotizan 31 empresas

Página web de E.on
Página web de E.on - ABC
ROSALÍA SÁNCHEZ Corresponsal En Berlín - Actualizado: Guardado en:

El índice DAX 30 de la Bolsa de Fránkfurt abre este lunes con 31 empresas en su lista. La nueva es Uniper, el negocio de trading y generacion convencional del que se separa la energética E.ON y que cotizará en el DAX 30 solo por un día. E.on se ha inspirado en operaciones de las estadounidenses Ebay y Hewlett-Packard para deshacerse de las divisiones de gas, carbón y energía hidroeléctrica, de forma que sus accionistas han recibido una nueva acción de Uniper SE por cada diez acciones de E.on. Posiblemente hoy intentarán venderlas todas.

Los index trackers o fondos indexados se verán forzados a vender esas acciones, ya que solo pueden mantener en cartera empresas del DAX. No se espera mucha demanda fuera del índice, por lo que hay que contar con severas pérdidas a lo largo de la jornada. Se esperan unos mil millones de transacciones con un final incierto. Apenas ha abierto la Bolsa, las acciones pierden un 12,9%.

“Es un paso radical y debe haber muy buenas razones para hacer algo así”, dice el socio senior de la consultora Roland Berger Falco Weidemeyer. Las buenas razones ascienden a 3.000 millones de euros, las pérdidas acumuladas por E.on en el primer semestre de este año, debidas a los cambios en el mercado alemán y a las que había que poner freno de inmediato. Todas sus energías estaban perdiendo valor rápidamente por tratarse de energías contaminantes. A partir de ahoa, Uniper se encargará del negocio convencional mientras que E.on sse centrará en la energía solar fotovoltaica y la energía eólica.

El consejero delegado Johannes Teyssen defiende la costosa operación como una “necesaria orientación hacia los acontecimientos energéticos de mercado de los próximos años” y explica que el giro de Alemania hacia las renovables y abandono de la dependencia de los combustibles fósiles y generaciones contaminantes obliga a esta radical medida. A partir de ahora, E.on queda separada por completo de la energía nuclear y gana independencia política de los centros de producción en Rusia.

Se espera que su gran competidora, RWE, tome una decisión parecida en las próximas semanas para afrontar las nuevas condiciones de mercado. La gran apuesta por las renovables ha disminuido seriamente el precio mayorista de la energía convencional y el negocio ha dejado de ser rentable. Las grandes empresas de servicios públicos no consumen energías contaminantes y la tendencia es que los que antes eran consumidores, que instalan paneles solares en los tejados, se conviertan en proveedores, por lo que estas empresas están centradas en el desarrollo de nuevos servicios de consultoría para paneles, aplicaciones en el hogar en red y las tarifas planas de electricidad verde. En palabras de Teyssen , “ya no se trata tanto de proporcionar energía a los clientes como de servirles de inspiración”.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios