El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados - EFE

Las comunidades tendrán más recursos en 2018 pese a que no haya Presupuestos

El Ministerio de Hacienda actualizará las entregas a cuentas del sistema de financiación autonómica en una norma aparte si finalmente no hay cuentas

MADRIDActualizado:

El Gobierno aprobará en una norma aparte la actualización de los recursos de financiación autonómica, en la que aumentará las entregas a cuenta para las comunidades este año. Como los Presupuestos de 2017 se han prorrogado, debido a la falta de apoyos parlamentarios para los de 2018, el Ministerio de Hacienda comunicó a las regiones que los recursos que iban en las cuentas, que supondrían unos 4.000 millones de euros más para las comunidades frente a 2017, finalmente iban a ser los mismos que los de 2017 -salvo cambios mínimos por evolución de población e indicadores-. Esto es usual cuando hay prórroga presupuestaria, de hecho así ocurrió en 2017 hasta que se aprobaron las cuentas.

Sin embargo, ante el peligro de que no haya cuentas para 2018, Hacienda prevé aprobar en una norma aparte la actualización de la financiación autonómica si no hay Presupuestos, señalan desde el Ministerio. En ese escenario, el Gobierno también aprobará por decreto el alza de sueldos a funcionarios y la oferta de empleo público, como ya avanzó ABC.

Así, el Ministerio de Hacienda aprobará en una norma aparte la actualización de recursos autonómicos si no hay Presupuestos. En el actual sistema de financiación, el Gobierno reparte cada año los recursos a las comunidades en base a estimaciones de ingresos de los impuestos cedidos. Posteriormente, a dos años vista, liquida las diferencias que se hayan podido producir frente a las previsiones. El Ejecutivo prevé la mayor recaudación de la historia en 2018, por lo que Hacienda habia comprometido con las comunidades el pasado mes de julio que recibirían 4.000 millones más este año. A principios de 2018, el Ministerio les anunció que finalmente congelaría sus recursos hasta que hubiera Presupuestos, lo que ocasionó fuertes críticas de las comunidades socialistas.

Las regiones del PSOE esgrimían que habían aprobado sus Presupuestos con las previsiones de recibir las entregas comunicadas por Hacienda, lo que provocaría que incumplieran su objetivo de déficit. "Ahora las comunidades socialistas se sorprenden. Siempre se sorprenden las mismas", ironizó ayer en Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro.

Finalmente, en caso de que no haya cuentas, Hacienda aprobará nuevas entregas fuera de Presupuestos. Además de esto, con este escenario el Gobierno también aprobará por decreto un aumento de sueldos para los empleados públicos, como ya avanzó ABC. Sin embargo, la intención prioritaria del Gobierno, como anunció ayer el ministro de Hacienda es aprobar las cuentas. De hecho el ministro, fijó una fecha límite para presentar los Presupuestos de 2018: la última semana de marzo o la primera de abril, para que las cuentas entren en vigor en julio.

Ciudadanos y PP se distancian

La crisis con Ciudadanos, que exige el cese de la senadora popular Pilar Barreiro por estar imputada por la trama Púnica para dar su apoyo a los Presupuestos, y con el PNV, que mientras no se haya normalizado la situación en Cataluña no dará su brazo a torcer, explican esta estrategia. Hacienda quiere priorizar los aspectos fundamentales de la política fiscal, haya cuentas o no. De hecho el ministro admitió estar cómodo con la prórroga de cuentas. "Los de 2017 son unos buenos Presupuestos, no estamos ante cualquier Presupuesto General del Estado", señaló en el Congreso.

Con prórroga el gasto se contiene y el déficit se reduce con mayor firmeza. Máxime cuando en las cuentas irían numerosos guiños del Gobierno a sus antaño socios, Ciudadanos y PNV, como la rebaja de IRPF que si no hay Presupuestos, no se producirá: "¿Quieren unos Presupuestos Generales del Estado? Depende de ustedes", sentenció Montoro en el Congreso de los Diputados.