Economía

El Bundesbank desacredita a Bruselas como vigilante del déficit

Alemania pide que sea un ente autónomo el que supervise los presupuestos de los Estados miembro

Jens Weidmann, presidente del Bundesbank
Jens Weidmann, presidente del Bundesbank - AFP
ROSALÍA SÁNCHEZ Berlín - Actualizado: Guardado en:

La tensión entre Bruselas y Berlín sigue aumentando. El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, ya se había enfrentado a la Comisión Europea por las competencias sobre supervisión presupuestaria y ahora es el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, quien advierte que «no creo que la Comisión Europea, cuyo mandato es interpretado políticamente, sea la más indicada para supervisar y hacer cumplir los presupuestos». En su opinión, esa tarea debería recaer sobre una institución que se ocupe de examinar los presupuestos de acuerdo a normas transparentes y comprensibles, en lugar de «dar la impresión de que encuentra en el tira y afloja político excusas para las desviaciones».

En una entrevista publicada por el diario salmón alemán «Handelsbaltt», Weidmann afirma que «tanto Schäuble como yo estamos convencidos de que esa tarea debería recaer en una institución independiente que no sufra ningún conflicto de intereses», tomando como modelo el banco central alemán que él mismo preside y en referencia a declaraciones del ministro de Finanzas, que ha sugerido que sea el fondo de rescate quien se encargue de hacer cumplir la disciplina fiscal de los países del euro.

De trasfondo a estas declaraciones está la manga ancha mostrada con España y Portugal, pero también los llamamientos de Bruselas al Gobierno alemán, sugiriendo que debe aumentar el gasto para evitar que el crecimiento económico se estanque, tal y como ocurrirá en 2017 según los últimos estudios, y un profundo descontento en Berlín con la reforma prevista de la regulación bancaria, que incluye un estándar internacional para abordar las quiebras considerado insuficiente por las autoridades alemanas.

Tanto desde el punto de vista técnico que representa Weidmann como desde la difícil posición de Schäuble en año electoral, la Comisión Europea está apretando las tuercas hasta niveles que las autoridades alemanas no pueden soportar.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios