ABC

La aceituna de mesa española sigue bajo sospecha

Podrían aplicar aranceles a las exportaciones de aceitunas como medida preventiva a partir de noviembre

MadridActualizado:

La primera fase del conflicto en el que se ponen en entredicho las exportaciones de aceitunas de mesa españolas en Estados Unidos, tras la denuncia de dos empresas californianas, se ha resuelto. La Comisión Internacional del Comercio (ITC) ha aceptado a trámite el posible daño o amenaza que pueden suponer en el comercio estadounidense fallando en contra del sector español.

«El umbral de aceptación es muy bajo y con la mínima sospecha es habitual que el ITC continúe con las investigaciones» afirma Antonio de Mora, secretario de Asemesa, la asociación española que está aglutinando las respuestas a este conflicto. De Mora añade que esperaban esta resolución y que están preparados para defender la legalidad de las exportaciones y las subvenciones que reciben. El ITC podría aplicar aranceles a las exportaciones de aceitunas como medida preventiva a partir de noviembre, medida que pasaría a ser permanente hasta el final del proceso si se resuelve en contra del sector español.

Las próximas fechas en las que se decidirán las dos fases restantes aún no se conocen. En la siguiente fase el ITC estudiaría si se ha cometido "dumping" en las ventas, es decir, que se comercializa a precios inusualmente bajos. Por último, serán investigadas las acusaciones "antisubvención" en el que se ponen en riesgo las ayudas agrarias de la Unión Europea, puesto que son estas y no otras, las subvenciones que reciben los olivares según su extensión, ya que no se otorgan de forma específica por cultivo.