Economía

Abel Caballero: «Los municipios no queremos ahorrar para que se lo gasten las autonomías»

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y regidor de Vigo se reúne hoy con el Gobierno y advierte: «Ya no nos vamos a quedar quietos. No descarto convocar a los 8.122 alcaldes de toda España»

El presidente de la FEMP, Abel Caballero, durante la entrevista con ABC
El presidente de la FEMP, Abel Caballero, durante la entrevista con ABC - IGNACIO GIL

La toma de contacto del nuevo Gobierno con las administraciones territoriales arrancará hoy. El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde socialista de Vigo, Abel Caballero (Ponteareas, Galicia, 1946) se reunirá esta tarde con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para aprobar los objetivos de gasto, déficit y deuda local. Los fuegos se multiplican. Mientras los barones regionales -muchos de ellos, socialistas- luchan por tener un mayor objetivo de déficit, los municipios cosechan superávit y Caballero reclama que puedan gastarlo en lugar de reducir deuda o ahorrar. Y avisa: «Ya no nos vamos a quedar quietos. Eso se acabó». En el renovado Ejecutivo se encuentran sus dos predecesores en la FEMP, Juan Ignacio Zoido e Íñigo de la Serna, ahora como ministros. Él ya lo fue con Felipe González entre 1985 y 1988.

-Con el año casi acabado, ¿aceptaría que el Gobierno exigiera superávit para 2016 a los municipios en lugar de equilibrio?

-Los municipios vamos a tener un superávit importante este año. Pero esto no es un objetivo presupuestario: lo queremos gastar. Nuestra meta es el equilibrio y lo estamos cumpliendo desde hace cuatro años. Aportamos medio punto de PIB de superávit, un ahorro que otras instituciones, sobre todo comunidades autónomas, aprovechan para tener mayor déficit, y esto es lo que no queremos que suceda. Queremos que los municipios tengan la capacidad de gastar los recursos que son capaces de generar, cumpliendo escrupulosamente el equilibrio presupuestario. No queremos ahorrar nosotros y que se lo gasten las comunidades.

-De cara a la reforma de la financiación, ¿renunciarían a recursos para dárselos a las autonomías?

-No, los municipios queremos más competencias. El Gobierno nos quitó competencias sociales con la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. El Tribunal Constitucional tumbó esa parte de la ley afortunadamente y confío en que el Ejecutivo haya aprendido. Debemos tener más competencias y recursos para financiarnos porque en política somos los que estamos junto a la población y los gestores más eficaces de los recursos públicos. Y somos los municipios, por tanto, los que tenemos que tener más competencias y mejor financiadas. Ya no nos vamos a quedar quietos, eso se acabó. No descarto convocar una asamblea extraordinaria con los 8.122 alcaldes de toda España para hablar de esto.

-Pediría más competencias para los municipios frente a las comunidades

-En general, sí. Y frente al Gobierno de España, en algún caso, también. Pero una parte de las competencias que reclamamos ya las estamos ejerciendo en la práctica. Y, sin embargo, la competencia oficial y por ende la financiación la tienen las comunidades. Eso tiene que cambiar. Queremos la competencia y los recursos. Hablemos en pie de igualdad.

–Compañeros socialistas suyos están reclamando más objetivo de déficit para las comunidades autónomas

–No entro en eso.

–¿Cuál es la reclamación más urgente que va a transmitir hoy a la vicepresidenta y al ministro?

–La más urgente es el techo de gasto local. El Gobierno debe ser más ecuánime: somos los únicos que gestionamos bien pero somos los más castigados. Hacienda tiene una forma de calcular el techo de gasto nefasta, sobre gasto liquidado y no presupuestado y sin tener en cuenta la inflación, que se puede comer el 80% del objetivo.

–¿Pide una reforma de la ley de Estabilidad?

–No, el cálculo del límite de gasto es una interpretación del ministerio que se puede cambiar y eso es lo que pedimos.

–-¿Le ha pedido la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, luchar para reformar la Ley de Estabilidad?

-No, Carmena con nosotros tiene nula relación.

-Ciudadanos plantea eliminar diputaciones, ¿qué le parece?

-Esa propuesta es volver al paleolítico superior. Podemos discutir el papel de las diputaciones, pero esa medida demuestra un profundo desconocimiento de las circunstancias de pequeños y medianos ayuntamientos y tiene que ser matizada.

–También tiene otra disputa abierta con el Gobierno: la prejubilación de 70.000 policías locales

–Aún no he recibido ninguna respuesta de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, aunque sí de su secretario. Yo cuando veo que la ministra no está en nada, desconfío mucho y tiene que atender la jubilación anticipada de 70.000 policías locales. Tenemos una propuesta desde el ministerio que en términos generales aceptamos pero que yo no veo que el Gobierno quiera seguir con ella. Y no lo vamos a permitir.

–También reclama que el Gobierno prohíba cortar la luz a cualquier hogar que no pague sin que haya antes un informe elaborado por ustedes

–Hay que prohibir que se corte la electricidad a ningún ciudadano sin conocer si su impago es por causa de insolvencia económica. En mi ciudad, cada vez que pasa esto, lo paga el ayuntamiento. No puede haber ningún ciudadano en España que encienda el interruptor y no se encienda la luz porque no ha pagado sin que antes el ayuntamiento haga un informe para saber cuál es su situación. ¿Sabe por qué no hay cortes de agua en España? Porque los gestionan los ayuntamientos.

–Las corporaciones locales son el nivel de la Administración que paga más tarde en estos momentos a sus proveedores, casi triplicando el límite de 90 días de la Ley de Morosidad. ¿A qué se debe esto?

–Hay muchas administraciones que funcionan mal en morosidad también, pregúntele a ellas. Los ayuntamientos pagamos muy bien, aunque algunas quejas hay. Por cierto, la mayor parte de las quejas vienen de grandes ayuntamientos. Algunos no son buenos pagadores, debido a decisiones anteriores que se tomaron y pusieron al ayuntamiento en situaciones muy difíciles. Pongo el caso de Madrid, con la adopción de una deuda insoportable que conllevó problemas de tesorería.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios