Carla Suárez
Carla Suárez - De San Bernardo

Mutua Madrid OpenÉpica batalla de Carla Suárez para alcanzar los octavos

La canaria remonta a Svitolina, en un partido encendido en el que tuvo hasta cinco bolas de partido y en el que terminó llorando

Actualizado:

Sufrimiento, caídas y lágrimas. Pero con un final con el que alcanza los octavos del Mutua Madrid Open. Carla Suárez brindó un auténtico partidazo en la Arantxa Sánchez Vicario contra Elina Svitolina. Un maratón de tenis con remontada incluida y en la que la tensión se tomó hasta el último punto (2-6, 7-6 y 6-4).

Dueña de un público al que incluso tuvo que frenar el ímpetu por la pasión que levantaba la canaria (una acción por la que pidió perdón después), Suárez terminó llorando en la pista porque se había dejado todo en la pista. En el primer set, a pesar del resultado, había plantado batalla contra la ucraniana, por eso su entrenador le daba fuerzas en el descanso. «Más velocidad no, más fuerza», le orientaba. Y eso, que había sido un duro golpe comenzar el encuentro con dos juegos de ventaja y perder todos los demás.

Convencida de que podía llegar más lejos en el torneo de casa, impulsada por el público que coreaba su nombre en cada punto, Suárez hizo suyo el ritmo y el encuentro. Golpes largos, cambio de ángulos y de velocidad para empujar a Svitolina hacia los errores. La igualdad de fuerzas se dejó notar hasta el tie break, donde la española apabulló a su rival con un punto más de chispa y frescura.

La ucraniana no desfalleció después del golpe moral de tener que alargar la lucha en un parcial definitivo. Entonces, el espectáculo. porque una y otra desplegaron su mejor tenis. Las energías, algo mermadas, también forzaron más errores, e incluso las caídas que sufrió la española, dos veces al suelo aunque sin consecuencias graves. Por eso su último juego fue todavía más épico. Tuvo hasta cinco bolas de partido. En el penúltimo golpe de Svitolina, Suárez se tropezó y aún así supo devolver la pelota que la ucraniana erró para darle la victoria a su oponente.

Un colofón fantástico para una pura sangre como Carla Suárez, escondido su rostro entre las manos porque las lágrimas de la tensión, la euforia y el pase a octavos salieron sin control.

Fernando Verdasco tuvo un vicgoria algo más holgad, aunque no menos trabajada contra Paolo Lorenzi (7-5 y 6-4). El madrileño mostró una gran actuación ante los suyos y ya está en octavos también. Se enfrentará al argentino Leonardo Mayer, que venció a Fabio Fognini por 6-3 y 6-4.