US Open Un camino de rosas para Djokovic

El serbio se planta en semifinales tras la retirada de Tsonga. Es el tercer rival que abandona ante el número uno, que llega a la penúltima ronda con solo nueve sets completos disputados

Novak Djokovic, tras su clasificación para semifinales
Novak Djokovic, tras su clasificación para semifinales - AFP

Novak Djokovic sigue con la racha de enfrentarse a jugadores que se retiran antes de empezar o durante los partidos y esta vez fue el francés Jo-Wilfried Tsonga el que no acabó el duelo de cuartos de final y dejó al número uno del mundo clasificado a las semifinales del Abierto de Estados Unidos.

Djokovic, que dominaba por 6-3 y 6-2, vio como al inicio de la tercera manga, Tsonga, noveno favorito, se miró y se agarró una vez más la rodilla izquierda y dijo que no podía continuar en la pista Arthur Ashe.

Los espectadores que llenaron las gradas sintieron una vez más la decepción de ver cómo habían pagado mucho dinero para ver un partido de cuartos de final que al menos durase tres sets.

La historia en lo que va de torneo este año ha sido algo inusual, Djokovic no ha podido completar nada más que dos partidos porque en los otros tres sus rivales se retiraron por lesiones.

Djokovic, campeón vigente, ha tenido más tiempo viendo como los cuidadores físicos tratan a sus rivales en la pista que en acción contra él.

Eso fue lo que sucedió con Tsonga que después de perder los dos primeros sets, ya había jugado en condiciones de inferioridad, pidió tratamiento del kinesiólogo y le vendaron la pierna izquierda debajo de la rodilla.

Tsonga intentó ver cómo se sentía pero cometió doble falta en el primer punto del tercer set, y comprendió que no tenía sentido seguir en un partido que estaba perdido y sin posibilidades de remontar.

La historia de las retiradas de los rivales de Djokovic había comenzado en la segunda ronda cuando el checo Jiri Vesely, no se presentó por una lesión en el antebrazo izquierdo.

Su oponente en la tercera ronda, el ruso Mikhail Youzhny, se retiró tras seis juegos disputados al sufrir una dolencia en el isquiotibial izquierdo.

«Estoy a una victoria de la final. A medida que pasa el torneo, siento que voy mejorando. Este es un Grand Slam bastante peculiar para mí, el tener tres retiradas en el camino a las semifinales», dijo Djokovic.

Monfils, rival en semifinales

La ironía es que su próximo rival es otro francés, Gael Monfils, el que ha demostrado hasta ahora la mejor forma física, de un atlético que le permite tener una espectacularidad con su tenis que ha generado hasta la admiración de Djokovic.

Monfils, décimo cabeza de serie, dominó 6-4, 6-3, 6-3 a su compatriota el joven de 22 años Lucas Pouille, vigésimo cuarto favorito, que logró su gran hazaña en la segunda participación en el Abierto al eliminar en la cuarta ronda al español Rafael Nadal, cuarto preclasificado.

«Me encanta ver a Monfils», declaró Djokovic. «Es uno de los pocos jugadores por los que pagaría un entrada para verlo. Se trata de un rival muy carismático, que juega siempre con una sonrisa, disfruta del tenis y de la vida».

Djokovic, que ha ganado a Monfils, las 12 veces que se han enfrentado como profesionales, también destacó que Monfils está centrado y juega lo que podría ser el mejor tenis como profesional.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios