Márquez observa con interés la moto de Dovizioso
Márquez observa con interés la moto de Dovizioso - Mikel Ponce

MotoGP | GP ValenciaMárquez y Dovizioso, como el gato y el ratón

Durante los entrenamientos se persiguieron, se midieron, se estudiaron, se analizaron y se dejaron pasar. El español fue el más rápido

Actualizado:

Hay nervios, tensión, emoción. Un título está en juego y las ventajas que pueda tener Marc Márquez con respecto a Andrea Dovizioso en la clasificación de poco sirven una vez arrancan los motores. Los dos mantienen el pulso en sus palabras, en sus gestos, incluso en la sesión de fotos que compartieron el jueves: hay muy buen ambiente entre ellos, pero Márquez no perdió ojo de la moto de su rival. Quiere que la suya sea mejor que la Ducati el año que viene, como admitió en esta entrevista con ABC.

No se pierden de vista, conscientes de que la estrategia variará en función del otro. Aunque al italiano solo le vale ganar, quiere comprobar las ganas del español; aunque a este le vale con ser undécimo, decidirá qué riesgos tomar según el ritmo de su rival. Y en esa pelea mental y psicológica contra sí mismos y contra el otro, llegaron los primeros entrenamientos del sábado.

[Horarios y dónde ver el Gran Premio de Valencia]

Aunque Márquez había asegurado que solo se fijaría en él y en su moto hasta el warm up (las vueltas de reconocimiento antes de la carrera el mismo domingo), no pudo evitar perseguir a Dovizioso en la primera ronda del sábado. Calibró su energía, su buen rendimiento, su ritmo y sus posibilidades.

Consciente el italiano de lo que tenía por detrás, decidió frenar y permitirle al español el adelantamiento. Y se cambiaron las tornas. El perseguidor se convirtió en perseguido, y Dovizioso tomó notas de lo que es capaz de hacer Márquez: si saldrá a por la victoria si puede, con todo el riesgo que conlleva, o se contentará con una posición entre los diez primeros que lo haría campeón de igual forma. El español hasta se dio la vuelta para ver dónde quedaba el italiano detrás de él. Todo cuenta en el último duelo.

Aunque esa posición parece sencilla para Márquez, pues son muy pocas veces las que ha quedado fuera de los once primeros, no está exenta de riesgos, pues pueden aparecer demasiados pilotos en carretera que importunen y creen situaciones de peligro para una posible caída. Lo que trata de evitar el de Honda en carrera sumando caídas en los entrenamientos. Ya son 26.

Y al final del entrenamiento, primer triunfo moral de Márquez, pues lideró la tabla de tiempos, con evidencias claras de su buen estado de forma física y mental.