RÍO2016Juegos Olímpicos

Ayuda al deportista

Otro impulso para evitar los «juguetes rotos» en el deporte español

La Caixa se une al Comité Olímpico en su búsqueda por facilitar la inserción de exdeportistas en el mercado laboral

Illana, Jaume Giró, Alejandro Blanco, Pascual, Ciobanu y Lino
Illana, Jaume Giró, Alejandro Blanco, Pascual, Ciobanu y Lino - ABC

Dejar atrás el deporte profesional es un momento muy duro para cualquier atleta. Supone un cambio radical en su modo de vida. Un punto y aparte que en muchos casos es difícil de superar. El Comité Olímpico Español (COE) trabaja desde hace años para hacer más llevadero ese momento y a esa labor se ha unido La Caixa con su programa «Incorpora», que desde ayer está también a disposición de todos aquellos deportistas de alto nivel que han dejado su actividad tras los Juegos de Río 2016.

«Queremos apoyar a deportistas retirados que pasan por situaciones de dificultad, convencidos de que así contribuiremos a su bienestar presente y futuro», afirma el director general de la Fundación Bancaria «La Caixa», Jaume Giró. Él es la cabeza visible de un programa denominado «Incorpora» que desde hace 10 años ha ayudado a diferentes colectivos -parados de larga duración, discapacitados o jóvenes en situación de vulnerabilidad- a encontrar un trabajo y que ahora se pone también a disposición de los atletas retirados.

La idea de «Incorpora» es crear un «traje a la medida de cada deportista», estudiando su situación de manera individual y adecuando la ayuda a esas necesidades. Gestionado a través de la Oficina de Atención al Deportista, habrá al menos 30 deportistas que se beneficiarán de esta ayuda para poder encauzar su vida después de su carrera profesional. Un impulso más para evitar los «juguetes rotos» del deporte español. Una figura que cada vez se ve más lejana gracias a programas como éste.

Encontrar el rumbo no es siempre fácil. Carolina Pascual, medallista en gimnasia rítmica en Barcelona 92, se encontró las puertas cerradas cuando dejó el deporte de alta competición. Entonces apenas existían ayudas para los exdeportistas y le costó un mundo encontrar su sitio. Lo encontró gracias al COE, que aún le sigue brindando ese apoyo dos décadas después.

Como ella, otros atletas como Joan Lino, Javier Illana o Mihaela Ciobanu, comentaron su experiencia personal tras la retirada. Testimonios diversos con un nexo común: la búsqueda de identidad en el momento de decir adiós.

El apoyo psicológico y la formación son los dos pilares principales de estos programas de ayuda que cada año encauzan vidas y las alejan del abismo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios