Vizcaíno, González y Pina, en la Feria de Sevilla de 2015.
Vizcaíno, González y Pina, en la Feria de Sevilla de 2015.

CÁDIZ CF

Tras la tempestad, Vizcaíno intenta recuperar la calma

El presidente del Cádiz CF desea recomponer las buenas relaciones con Quique Pina con la esperanza de que las aguas vuelvan a su cauce

Por  14:07 h.

La guerra ha estallado en el Cádiz CF. Las relaciones entre Quique Pina y Manolo Vizcaíno no es que sean malas, es que son inexistentes. El murciano ya no ha aguantado más y ha denunciado, a su entender, las ‘mentiras’ del sevillano sobre su buena sintonía y sus malas formas con los empleados, jugadores, canteranos y demás personas que rodean al club.

En la mañana del lunes se producía el detonante, la rueda de prensa del presidente del Cádiz CF que provocaba la respuesta airada del murciano desmontando el discurso de su antiguo amigo. Ya ‘no cuela’ que se llevan divinamente, que Pina cogería el teléfono si le llamaran desde el despacho presidencial de la plaza Madrid y le pidieran apoyo y colaboración. Tampoco que es mejor no especular demasiado con este asunto porque ha alertado al Consejo Superior de Deportes. La cuestión es que el del Granada no soporta la manera de gestionar la entidad de su homólogo en el Cádiz CF y su objetivo es claro: echarlo de Carranza, tal y como adelantaba Canal Amarillo.

Pues bien. Este ataque brutal ha terminado de romper la cuerda, pero Vizcaíno confía en recomponer la soga con un buen nudo para que siga funcionando esta conexión. Se han producido acercamientos a través de terceras personas para arreglar esta situación, en la que el mayor perjudicado es el propio Cádiz CF, su afición y su equipo de fútbol. En definitiva, lo que importa más allá de una pelea de amigos.

El sevillano perdía este domingo a su principal eslabón, Jorge Cordero, que era clave en las relaciones con Quique Pina (no hay que olvidar que es hermano de Juan Carlos, director deportivo del Granada, y forma parte de su círculo de confianza).

No obstante, y al margen de que Juan José Pina ostenta de momento la Presidencia de Honor, todavía continúa como director administrativo Paco López, que llegó este verano al Cádiz CF y es un hombre de extrema confianza de Pina. Ex del Cartagena, del Ciudad de Murcia y Granada 74, puede ser clave para restaurar estas relaciones seriamente dañadas.

Vizcaíno calla, sabe que no es conveniente echar más leña al fuego y juega su última carta para lograr el entendimiento con el murciano. Ya reconoció meses atrás que si no hubiera tenido el apoyo del presidente del Granada nunca se habría embarcado en esta aventura, y que le consulta (consultaba) todas las decisiones importantes. Mañana miércoles en la presentación de la tercera equipación del equipo amarillo deberá haber aclarado el panorama.