Los jugadores del Cádiz celebran uno de los goles que les daba la victoria ante el San Roque.
Los jugadores del Cádiz celebran uno de los goles que les daba la victoria ante el San Roque.

CÁDIZ CF

San Roque de Lepe-Cádiz CF (0-2): La vida (en rosa) sigue igual

Los amarillos vencen en Huelva con dos goles tempraneros y aprovechan la derrota del UCAM Murcia

Por  21:49 h.
CD San Roque de Lepe
0
Cádiz CF
2
Nico, Fran Lépe, Súper, Germán, David Llano (Rubén Sánchez, 29’), Juanma, Manu Fidalgo, Samu, Juan Gómez, Juanje (Luis Ruiz, 70’) y Son.
Aulestia, Rubio, Servando (Arregi, 84’), Josete, Andrés Sánchez, Espinosa, Mantecón, Villar, Fran Machado (Navarrete, 66’), Hugo (Migue, 73’) y Jona.
0-1: Saque de esquina que lanza Hugo al segundo palo y Josete cabecea a gol (7’); 0-2: Centro desde la derecha de Rubio y Fran Lepe marca en propia portería (11’).
Uson Rosel (colegio aragónes). Amarilla a Servando, Súper, Germán, Mantecón, Fran Lepe Y Rubén. Expulsado el ayudante de Claudio Alfredo Santaelena por protestar.
-
Cerca de medio millar de cadistas en el Ciudad de Lepe.

Una lucha desigual, un combate entre un peso pesado y otro pluma y muy tocado físicamente. Así se advertía en el inicio y así se correspondía con el desenlace. El Cádiz CF arrancaba herido en su orgullo después del pinchazo en Carranza y tardaba siete minutos en devolver la realidad a la categoría. Sin contemplaciones, el suspense mejor para el cine.

Josete cabeceaba a gol un centro medido desde la esquina por Hugo, el especialista que comienza sacar rédito de su facultad. Un golpe sonoro y contundente que se acompañaba instantes después con un tanto en propia puerta de Fran Lepe al desviar una asistencia de Óscar Rubio.

En un abrir y cerrar de ojos los amarillos destrozaban la resistencia aurinegra, su gran arma para poder hacer frente al líder a falta de potencial ofensivo por culpa de las ausencias. Pero el caudal amarillo, esta vez rosáceo, no se secaba y el ciclón inundaba el área sanroqueña.

Los locales se lanzaban al ataque para dar vida al partido, y al contragolpe los de Claudio marraban ocasiones sin cesar. Hugo disparaba muy alto con todo a favor y poco después Jona se estrellaba con el meta Nico.

El técnico de Manises salía ganador en su nueva apuesta, con Andrés por Tomás en la banda izquierda (el algecireño acabó calentando la grada como único descarte), Mantecón impertérrito en la medular, Hugo por Kike en la izquierda y el hispano-hondureño fajándose en la punta de vanguardia.

El paso de los minutos mostraba a un San Roque más pujante y a un Cádiz CF defendiendo demasiado atrás, con problemas para achicar aunque sin sufrir un peligro real. Los onubense al menosimprimían algo de emoción al juego, negándose a entregar las armas por las buenas y obligando al líder a sentenciar.

Ambos equipos alcanzaban el descanso con esa desigualdad mostrada desde el inicio. Este cuarto de hora de reflexión debía servir a los amarillos para encontrar la manera de anestesiar a su rival y con ello el partido.

Con la actitud del inicio del choque saltaban en el segundo lance los del escudo de Hércules, apretando arriba y sumando aproximaciones. Pero solo durante cinco minutos, porque de nuevo los leperos tomaban la posesión del balón y rondaban los dominios de Aulestia, que se desgañitaba pidiendo concentración en las acciones de estrategia.

Súper evitaba en boca de gol el tercero. En esas acciones el Cádiz CF demostraba su superioridad, por mucho que no la acompañara con el juego. Con chispazos estaba muy cerca de apuntillar, como en una jugada individual de Villar que se marchaba pegada al palo. Pero también sufría en la estrategia rival.

En los últimos minutos el Ciudad de Lepe se convertía en un correcalles, con ambos conjuntos llegando a cada área aunque con mucho más peligro por parte de los visitantes, que tenían el tercero en las botas de Navarrete y Migue. Jona incluso lanzaba el cuero a la madera.

Pasado el susto de Servando, que quedaba ko tras recibir una patada en el cuello de Luis Ruiz, fortuita respetando la presunción de inocencia, el hispano hondureño se dormía en el área y desde atrás le atropellaban. Penalti como la Catedral de Cádiz que se comía el trencilla sin remilgos.

Caldeaba los ánimos, si bien las excelentes noticias llegadas desde Murcia, con la derrota del UCAMa manos del Granada B, mantenía la satisfacción en un cadismo que nunca perdió la confianza y ya se ve campeón. El Cádiz CF se reencuentra con la victoria con madera de campeón en la primera mitad y apatía en la segunda, pero con la sensación de que llegará al ‘play off’ en posición de privilegio. 6+1